Denver vs Seattle: Por el jaque mate

Las piezas están acomodadas en su lugar, de un lado la férrea defensiva de Seattle ante la imparable ofensiva de Denver; en el MetLife empiezan los últimos cuartos de la temporada, donde un rey será cazado y el otro será coronado

Suplemento especial La Afición SB48
Suplemento especial La Afición SB48 (La Afición)

Ciudad de México

Las frases reflejan la realidad, y aunque no son infalibles, casi siempre predicen bien el futuro. Y ésta nos dice mucho de lo que puede pasar en el MetLife: "Las ofensivas llenan estadios y venden jerseys, y las defensivas ganan campeonatos".

Después de 17 semanas de temporada regular, tres de playoffs y una de descanso, de un lado del tablero ya solo quedaron las piezas de los Broncos de Denver, del otro las de los Halcones Marinos de Seattle.

Las mentes que lograron sortear los obstáculos que los alejaban del Super Bowl están listas detrás de sus piezas, mientras los reyes, reinas, alfiles, caballos, torres y peones ya se encuentran alineados frente a frente a la espera de que se centre el ovoide. El reloj está en ceros y es momento de que se dé el primer movimiento.

¿Qué se impondrá en la batalla? ¿El feroz, implacable y extremo ataque de los Broncos o la sólida, física y multifacética defensiva de los Halcones Marinos?

"No es nada común que los dos equipos de mejor récord lleguen al Super Bowl, así que ese simple hecho pronostica que será un duelo histórico", comentó el entrenador de Seattle, Pete Carroll.

Por segunda ocasión en las últimas 20 temporadas los que fueron sembrados número uno de cada Conferencia confirmaron en el emparrillado su potencial. Y las lujosas y bien pulidas piezas del ajedrez para el Super Tazón brillan al máximo.

El centro Manny Ramírez está al frente del grupo con el balón en la mano, teniendo detrás a un Peyton Manning que revolucionó a la ahora potente ofensiva de los Broncos de 606 puntos anotados, 55 pases de anotación y siete mil 317 yardas, todas marcas históricas de la NFL.

Demaryius Thomas, Eric Decker, Julius Thomas, Wes Welker y Knowshon Moreno ya están alineados al lado de su pasador tras formar parte del insaciable arsenal aéreo del equipo con cuatro mil 832 yardas y 50 touchdowns.

Por si eso fuera poco, Moreno es el caballo que se mueve por el tablero tras haber reunido mil 38 yardas por tierra y 10 anotaciones.

Prácticamente nadie fue capaz de pararlos y dominaron el tablero, ahogaron a las piezas rivales, se las comieron y les hicieron jaque mate 13 veces en temporada regular y dos en playoffs.

"No cabe duda que hemos hecho nuestro mejor futbol en el último mes de la temporada, y lo mismo pasa con los Halcones Marinos. En estas instancias el equipo que mejor analiza las jugadas que hará y el que mejor las ejecuta, es el que gana", dijo John Fox, coach de Denver.

Pero aunque los Broncos aparecen en su séptima partida del Súper Tazón en su historia, enfrente están alineados, ordenadamente y mirándolos a los ojos directamente, las piezas que hicieron de los Halcones Marinos la mejor defensiva de la Liga.

Sin una buena defensiva, tu juego terminará desmoronándose y el rival te acabará. Con un gran sector, a pesar de tener pérdidas, la batalla la ganarás porque te conviertes en una muralla. Una fortaleza que hasta para el ataque de Manning luce insuperable, y la historia así lo dice: De las cuatro veces que se han enfrentado el conjunto con más puntos en la temporada regular y el que menos permitió, el título se ha quedado en las vitrinas de las defensivas tres veces.

"Su ofensiva es histórica. No puede ser más fuerte que eso, hicieron todo lo que se puede pedir que hagan", expresó Carroll. "Sabemos que tenemos una gran defensiva y sabemos lo que tenemos que hacer, vamos a ver qué pasa en esta confrontación", agregó.

Y lo que pasará es que la defensiva número uno de la NFL tiene su reto mental y físico más importante en muchos años, aunque la historia los favorezca. Seattle admitió solo 231 puntos, cuatro mil 378 yardas y 22 anotaciones, y lo que necesita es que Peyton Manning y compañía no hagan más puntos que ellos este domingo, sin importar si son los casi 38 que promediaron los Broncos en la campaña regular, o los 25 en sus dos choques de playoffs.

Mentes y manos a la obra, se tienen cuatro cuartos (o los que sean necesarios), para que una o varias piezas atrapen al rey rival y le hagan jaque mate, sea por la vía defensiva o por el ataque. Eso ya lo determinarán Seattle y Denver.

OFENSIVA #1 VS DEFENSIVA #1 (PUNTOS)

Super Bowl             OF#1                   DEF#1                    CAMPEÓN

XIII                      Dallas                   Pittsburgh              Pittsburgh

XIX                       Miami                   San Francisco         San Francisco

XXIV                     San Francisco         Denver                  San Francisco

XXV                      Búfalo                   NY Gigantes           NY Gigantes

XLVIII                   Denver                 Seattle                   ¿?

SEATTLE GANARÁ SI:

- Se olvida de su inexperiencia en un Super Bowl

- Deja fuera del campo a Peyton Manning

- Le da el ovoide a Marshawn Lynch

- Explota el regreso de Percy Harvin

- Mantiene su excelente trabajo al defender patadas de despeje

DENVER GANARÁ SI:

- Le da más juego a su corredor Knowshon Moreno

- Mantiene su ritmo menos fugaz para anotar y dominar posesión

- Sigue sin permitir que Peyton Manning sea capturado, como ha sucedido en playoffs

- Presiona y captura a Russell Wilson

- Sigue dejando fuera a su pateador de despeje (Britton Colquitt), suma un despeje en estos playoffs

EL FACTOR X:

La diferencia estará en cómo esté la defensiva de los Broncos. La capacidad de la defensa de Seattle no está puesta en duda, pero sí la de los Broncos, quien tras ser inestable durante el año, solo ha permitido 17 puntos o menos en sus últimos cuatro juegos.