Tom Brady no sintió la diferencia

El quarterback de los Patriotas reconoció que prefiere los balones en el límite mínimo presión, sin embargo, no entiende la alteración ni notó alguna diferencia en la segunda mitad, "No es ISIS, nadie está muriendo", valoró sobre el tema

Tom Brady es el guapo Mariscal de Campo de los New England Patriots y ha participado en cinco Super Bowls, ganando tres de ellos. Éste jugador está casado con la top model y ex ángel de Victoria's Secret, Gisele Bündchen.
Tom Brady (AP )

Foxborough, Massachussets

Tom Brady adelantó su conferencia de prensa para el jueves, la seriedad del tema de los balones desinflados lo urgió a seguir los pasos de su entrenador Bill Bellichick y hablar ante los medios de comunicación.

Los Patriotas de Nueva Inglaterra derrotaron 45-7 a los Potros de Indianapolis en el juego de campeonato de la AFC el domingo pasado, pero horas después del encuentro se destapó una investigación de la NFL, donde los oficiales descubrieron que 11 de los 12 balones usados por los Patriotas en la primera mitad estaban por debajo del límite de 12.5 libras por pulgada cuadrada.

Brady dejó clara su disposición para hablar del tema y aseguró que nunca ha tratado de violar las reglas, "el procedimiento fue el mismo que todos los domingos, después de la revisión de los oficiales, no me gusta que nadie toque los balones, que los tallen, que los alteren, inflen o desinflen, porque cuandolos presentamos a los oficiales están como los sentimos mejor".

El ganador de tres Super Bowls aseguró que no tiene respuestas o una explicación para lo sucedido, "Estaba tan sorprendido como todos cuando escuche del tema, y llevamos varios días preguntándonos que pasó" y más adelante reconoció que subestimó las acusaciones, "yo no pensé en ningún momento del partido en los balones, cuando di la entrevista telefónica del lunes por la mañaña me reí porque me quedé en shock al escuchar algo así".

Durante la conferencia de prensa, se recordó una declaración en la que aseguó que le gustan los balones desinflados, "sí ahora leo que dije eso alguna vez, dije que me gustan los balones desinflados, pero para mí eso es 12.5 psi, creo que es el mejor agarre para mí".

El pasador, seis veces campeón de la Conferencia Americana, aseguró que el mismo seleccionó los balones que presentaron para el partido y que habló con los encargados de equipamiento, quienes aseguraron que no alteraron los balones. En cuanto a su percepción sobre el balón desinflado, agregó que "no le dí ningun pensamiento al balón durante el partido, ni en la primera o segunda mitad. No me siento a apretar los balones a ver como están de aire, no me di cuenta, si eso querían hacer los Potros, es su decisión, cuando estás afuera, jugando frente a 70 mil personas no piensas en los balones, solo reaccionas ante lo que pasa en el juego".

Luego ahondó, "yo no noté la diferencia, ni en la primera mitad o en la segunda cuando se supone que ya estaban inflados a la medida. Creo que ganamos bien y claro, fue un gran logro vencer en el campeonato de la AFC a un gran rival y jugando bien por aire, por tierra y a la defensiva".

Además aseguró que ven el problema como una "motivación más, el equipo ha pasado por mucho esta temportada y ha sabido superar los obstáculos. Deberíamos estar disfrutando estas dos semanas y preparárnos para Seattle, pero lamentablemente hemos tenido que dedicarle mucho tiempo a esto".

Para cerrar, reconoció que muchos amigos y ex compañeros han mostrado su apoyo pero cierró con una declaración controversal, "voy a estar bien, esto no es ISIS, nadie está muriendo", haciendo alusión al Estado Islámico y las amenazas de terrorismo.