Para cambiar el juego

El gran Tony González analizó la influencia que tendrán las alas cerradas en el partido del domingo, no solo al atrapar pases, sino al bloquear; dijo que en zona roja harán diferencia

Owen Daniels y Greg Olsen,
Owen Daniels y Greg Olsen, (Reuters )

SANTA CLARA, Estados Unidos

El mejor ala cerrada de la historia sabe que el domingo los jugadores en esa posición pueden cambiar las cosas para conocer al campeón de la NFL.

Tamaño y velocidad para ser una opción al salir por pase, buenas manos para atraparlos y ser ei cientes para bloquear, son las características que los hacen fundamentales tanto en el ataque de las Panteras, como en el de los Broncos.

Tony González nunca jugó un Super Bowl, aunque estará en la edición 50 como comentarista de la cadena CBS, y después de ver a los equipos que estarán en el emparrillado, hizo un análisis de las alas cerradas.

"Ambos (Owen Daniels, de Denver, y Greg Olsen, de Carolina) pueden tener un impacto en el juego", así comenzó González.

"Si Carolina quiere ganar, debe darle peso a Olsen, porque es lo que hizo toda la temporada, por eso es un equipo tan peligroso; no solo es lo que hace Cam (Newton), sino lo que le ayudan a hacer sus compañeros, (Greg) es el líder receptor del equipo, y anticipo que va a tener un buen juego", continuó.

Parecería sencillo pronosticar esta parte al ver que a pesar de contar con receptores rápidos como Ted Ginn Jr., el ala cerrada encabezó a las Panteras con mi1,104 yardas (siete touchdowns). Una razón de esto son las buenas manos de Olsen.

Ginn puede explotar a la defensiva secundaria siempre y cuando atrape los pases que le mandan; en la temporada dejó caer 10 envíos, segundo de la NFL en esta estadística (debajo de los 11 de Mike Evans de Tampa Bay).

Greg es una base del ataque al haber estado en 95 por ciento de los centros que tuvieron al ataque, luego que estuvo en el terreno en 1,057 de las 1,198 jugadas que realizaron. Newton puede destrozar a Denver con Olsen, pero ¿qué puede hacer Peyton Manning no con una, sino con dos alas cerradas estelares? “Broncos tiene dos enormes blancos, Owen (Daniels) y Vernon.

Davis no ha lucido tanto desde que llegó (el 3 de noviembre), pero este partido puede ser su momento, más porque ya jugó un Super Bowl”, continuó Tony. “Vimos lo que hizo Owen frente a los Patriotas, en dos jugadas llegaron un par de touchdowns”, siguió el análisis.

Además del gusto especial de Manning por lanzarle a sus alas cerradas, la zona del campo donde más las puede buscar es clara: “A Peyton le gusta lanzarle a las alas cerradas, así que esperen verlos cuando se acerquen a la zona roja”, continuó González.

Por estar con el equipo desde el inicio de la temporada, Daniels ha sido más utilizado, apareciendo en 827 de los 1,182 centros que tuvo el equipo, o sea, un 74.6 por ciento del tiempo; mientras que Davis participó en 292 jugadas.

TAMBIÉN BLOQUEARÁN

Carolina tuvo el segundo mejor ataque terrestre con 2,282 yardas (2 de la NFL) y corrió para 296 en sus dos choques en estos playo s, con cinco anotaciones. Denver con sus 1,718 yardas (17), también puso énfasis en esta parte del juego.

Mantener esa efectividad, que se traduce en dominio del balón (y del reloj), también es consecuencia de los buenos bloqueos de las alas cerradas, y esa misión se extenderá al Super Bowl. “Greg es bueno bloqueando, Owen también”, dijo Tony.