Suburbio de Los Angeles aprueba proyecto para estadio de NFL

Según el reglamento de la NFL, la próxima oportunidad para que un equipo solicite una mudanza es enero de 2016.

El estadio que podría construirse en Los Ángeles
El estadio que podría construirse en Los Ángeles (AP)

LOS ÁNGELES, Estados Unidos

El balón está en la cancha de los Raiders, los Chargers, los Rams, y la NFL.

Un segundo suburbio de Los Angeles aprobó otro proyecto para construir un estadio de futbol americano, lo que allana el camino para que la NFL vuelva a la región. Ahora la decisión depende de los equipos que quieran cambiar de sede y la aprobación de la liga.

El paso más reciente fue la votación del martes del Concejo de la Ciudad de Carson, que aprobó de forma unánime un proyecto para construir un estadio por 1.700 millones de dólares que sería la sede de los Chargers de San Diego y los Raiders de Oakland.

El proyecto tiene la intención de atraer la NFL a Los Angeles, después de dos décadas sin un equipo en el segundo mercado mediático más grande de Estados Unidos. En Inglewood, otro suburbio de Los Angeles, el dueño de los Rams de San Luis, Stan Kroenke, es parte de un grupo que tiene planes de construir un estadio con capacidad para 80.000 personas.

Según el reglamento de la NFL, la próxima oportunidad para que un equipo solicite una mudanza es enero de 2016. El cambio tendría que ser aprobado por al menos 24 de los 32 equipos.

El alcalde de Carson, Albert Robles, comparó la ausencia de la NFL de la zona de Los Angeles con la sequía que atraviesa el estado de California.

"Se necesitan dos cosas aquí en el sur de California", dijo Robles después de la votación. "Una es lluvia... la otra es fútbol americano. Y hoy ojalá nos hayamos encargado de solucionar eso, porque el fútbol americano va a llegar a Carson".

Los miembros del concejo de Carson decidieron no presentar la medida a votación entre los residentes de la ciudad, y sin embargo la aprobaron directamente, como lo permite la ley. El proyecto de Inglewood también fue aprobado por el concejo de esa ciudad.

El proyecto de Inglewood contempla un costo de 1.860 millones por un estadio que sería construido en un terreno donde había un hipódromo, como parte de un desarrollo más amplio de casas, parques y oficinas. El terreno en Carson, al lado de una autopista, era un vertedero.