Sin resentimientos

Han pasado más de dos años desde la última ocasión en que los Patriotas de Nueva Inglaterra y los Halcones Marinos de Seattle estuvieron en el mismo campo, algunas memorias quedaron de ese duelo, que sirve como antecedente

Tom Brady y Richard Sherman platican al fi nal del juego de 2012
Tom Brady y Richard Sherman platican al fi nal del juego de 2012 (AP)

Phoenix, Arizona

Los Halcones Marinos perdían 23-10 faltando 9:10 minutos en el último cuarto, pero su ofensiva se encargó de armar dos ataques que alcanzaron la zona de anotación y su defensiva solo le permitió a Tom Brady mover el balón 36 yardas en tres posesiones para que Seattle venciera 24-23 a Patriotas, llevando a Richard Sherman a buscar al quarterback rival al final del juego, creándose una cadena viral después de que el jugador tuiteara una foto con la siguiente frase:

"(Brady) Me dijo a mí y a Earl (Thomas) que lo viéramos después del juego que iban a ganar, y me lo encontré".

En una pausa en ese juego, Brady se acercó a los integrantes de la secundaria de Seattle, para preguntarles, '¿ustedes quiénes son?'.

Después de intercambiar algunas palabras, Brady volteó a la pizarra, la señaló y les dijo: "Vamos

a vernos después de este triunfo". Tras el desenlace, Sherman fue a buscarlo y con la foto que tuiteó se creó la frase "You mad bro?" (¿Estás enojado amigo?).

Tras dos años, tres meses y 17 días de la última vez que estuvieron frente a frente, la rivalidad no ha llegado tan lejos.

"A la gente le gusta decir que existe rivalidad y que unos odian a otros", explicó Sherman. "Pero no hay nada de odio contra alguien.

Aquí lo que puedes encontrar es competitividad, quiero ganarle dentro del campo, pero fuera de él nos podemos saludar y platicar".

Ese es el último antecedente que hay de Patriotas y Halcones Marinos en el mismo campo, y a pesar de que no se quiere tomar como un ejemplo de lo que podría darse el domingo en Arizona, tampoco se olvida lo que sucedió.

"No son tantos los jugadores que estuvieron en ese juego que todavía están aquí, pero hemos visto los videos para checar lo que hicieron", explicó Brady.

"Una de las cosas que vimos es que la defensiva te presiona de tal forma que te hace tomar decisiones más rápidas, no te da tiempo de pensar o esperar a que las trayectorias se desarrollen. También nos dimos cuenta de las cosas que hicimos bien en aquella ocasión, nuestra misión será salir a ejecutar bien".

Son 38 los jugadores que tomaron parte en el encuentro del 14 de octubre de 2012 y que están en los rosters, 21 son de Seattle y 17 de Nueva Inglaterra.

Aunque es un número bajo, ambas escuadras mantienen la base en nombres como Brady, Ron Gronkowski, Rob Ninkovich y Vince Wilfork, de un lado, y Russell Wilson, Marshawn Lynch, Bobby Wagner, Earl Thomas y Sherman, del otro.

En ese último choque en el que estuvieron juntos, Wilson lanzó pases de anotación a tres receptores distintos, Sidney Rice, Braylon Edwards y Doug Baldwin, solo el último está en el equipo.

Los Pats dominaron ofensivamente con 475 yardas y 34 minutos en el tiempo de posesión. Brady concluyó con 395 yardas tras completar 36 de sus 58 envíos, aunque sufrió dos pérdidas de balón, ambos pases terminaron en manos de Thomas y Sherman.

"Espero un juego muy físico, como lo fue en aquella ocasión. Y creo que va a ser de pocos puntos", dijo Baldwin. "Son un defensiva muy talentosa y nosotros también, será un gran reto para todos, pero será divertido verlo y vivirlo".

En cuanto al duelo terrestre, Lynch terminó con solo 41 yardas en 15 acarreos, mientras el backfield de los Patriotas tuvo a Stevan Ridley, Brandon Bolden y Danny Woodhead, que acumularon 87 yardas.

Recomiendan dejar de lado la presión

En la mano derecha luce un gran anillo con seis diamantes que representan los títulos que han ganado los Acereros de Pittsburgh, mientras platica de su experiencia como analista de NBC para el Super Bowl, así como sus recuerdos de dos títulos, Hines Ward mantiene la sonrisa que le caracterizó como jugador.

Ward participó en tres Súper Tazones en 14 años en la NFL, siendo campeón en dos, lo que le permite saber las cosas que debe hacer un jugador para enfrentar el último encuentro de la temporada.

“Que lo disfruten”, fueron sus primeras palabras. “Que no se pongan presión de más. Por la dimensión del juego es fácil que quieran hacer más de lo que deben y eso provoca errores. Todos sabemos que una falla en un Super Bowl es más costosa que en cualquier otro juego, pero al fin y al cabo, esto sigue siendo un partido como cualquier otro”.

Ward acumuló 14 recepciones para 244 yardas y dos anotaciones en los tres Super Bowls a los que llegó con Pittsburgh (el XL, XLIII y el XLV), aunque en el juego frente a Green Bay tuvo que dejar el campo con la derrota.

“Para los jugadores, ex jugadores, analistas y fans va a ser un gran juego. Estos equipos tienen todos los ingredientes para hacer un Super Bowl emocionante. Es el equipo de Bill Belichick y Tom Brady contra el actual campeón, no podíamos pedir algo mejor. Será un duelo emocionante con muchos juegos pirotécnicos”.

Pero no solo el ex receptor habla de dejar de lado las presiones. El ex entrenador Tony Dungy hizo campeón a Indianápolis en el Super Bowl XLI y confirma que manejar la parte mental es la clave para pasar por este encuentro.

“Son los dos mejores equipos de la NFL. Por un lado tienes a la ofensiva explosiva de los Patriotas y por el otro a la dura defensiva de Seattle, saben jugar al más alto nivel. Así que ese punto no debe ser una presión para ellos, porque han demostrado lo que pueden hacer, aquí lo importante es que tomen las cosas con calma, dejen de lado los pensamientos que sean una carga y se enfoquen como siempre lo hacen”, explicó Dungy.

En cuanto a las estrategias, el entrenador en jefe ve uno de los mejores enfrentamientos en los últimos años.

“Por un lado tienes a un sólido equipo por tierra que si le quita la bola a Marshawn Lynch tiene a Russell Wilson para hacerles daño por aire. Enfrente estará Tom Brady y su ofensiva que sabe ejecutar. Se tienen elementos para mostrar un gran juego, como lo estamos esperando”, dijo Tony.