Santos: Navegan en la incertidumbre

Los Santos de Nueva Orleans tratarán de volver a playoffs con varios cambios, aunque sin Jimmy Graham

Edwin Baker celebra con sus compañeros
Edwin Baker celebra con sus compañeros (AP )

CIUDAD DE MÉXICO

La falta de certidumbre provoca que no se visualice un panorama claro. Es la sensación que se tiene de los Santos de Nueva Orleans, quienes tratarán de regresar a los playoffs, pero así como tienen argumentos para lograrlo, también los hay para que puedan ser uno de los equipos decepción del 2015.

No será una tarea fácil para el coach Sean Payton. Nueva Orleans tendrá un equipo con caras nuevas, debido a la partida de varias fi guras; entre estos cambios el más llamativo fue el de Jimmy Graham, quien se fue a Seattle, después de ser el receptor favorito de Drew Brees durante cinco campañas, en las que acumuló 51 anotaciones, al no estar repartirá el juego aéreo en otros blancos.

La partida de Graham, no solo hará que el ataque aéreo cambie de rumbo para los Santos, también provocará una mayor responsabilidad en el ataque terrestre, que encabezará Mark Ingram y que complementará el recién llegado de Búfalo, C.J. Spiller. Con ello, el sistema del coach Sean Payton tratará de quitarle peso a los pases de Brees y que los corredores tengan un papel más protagónico.

Pero no solo dependerá del desempeño del ataque. Eso quedó demostrado la campaña anterior, cuando fueron la ofensiva más prolífi ca de la NFL, pero tuvieron una defensiva decepcionante que concluyó como la segunda peor de la Liga.

Tratarán de cambiarlo con el coordinador Rob Ryan, quien recibirá una segunda oportunidad, a pesar de un decepcionante 2014.

La defensiva por pase de Nueva Orleans, octava peor del año pasado, necesitaba ayuda urgente. Por ello se hicieron con los servicios del esquinero Brandon Browner, de Nueva Inglaterra. Además, tendrán un refuerzo extra con el safety libre Jairus Byrd, quien se recuperó de una lesión que lo alejó de los emparrillados el año pasado, estas adiciones les darán esperanzas de mejorar respecto a la campaña anterior.

Por tierra podría repetirse la historia de la temporada anterior, con la cuarta unidad más endeble. El despido del ala defensiva Junior Galette por un caso de violencia doméstica, afectará en este sentido, ya que era una garantía para detener a los corredores.

También tendrán que sortear la partida del linebacker Curtis Lofton, quien fue su líder tacleador el año pasado; ambas bajas eran fundamentales en el aparato defensivo de Ryan.

La fórmula de los Santos para revertir el 7-9 de la campaña anterior es sencilla en el papel: correr y que Brees lance envíos en momentos clave en el ataque; a la defensiva, que la secundaria sea una de las unidades más fuertes de la Liga y que por tierra tenga un desempeño aceptable.

Pero si alguno de estos factores no avanza como se espera, Nueva Orleans volverá a perder protagonismo.