Con el mismo objetivo

San Francisco lleva tres años seguidos disputando el Campeonato de la Nacional, y sueña con el Lombardi

Colin Kaepernick
Colin Kaepernick (AP)

Ciudad de México

Desde la llegada de Jim Harbaugh como entrenador en jefe, los 49’s de San Francisco han ganado su división en dos ocasiones, han perdido el Juego de Campeonato de la Nacional un par de veces y han caído una vez en el Super Bowl. El siguiente paso para los gambusinos es obvio, buscar su sexto título.

Pero deberán pelear semana a semana el liderato de la división con el campeón de la Liga, Seattle, y descubrir si Colin Kaepernick está listo para realizar lo que hizo Russell Wilson, ahora que tendrá más armas.

El quarterback tiene nuevo contrato y seguirá siendo una amenaza por las dos vías, la aérea con un brazo que necesita puntería, y la terrestre, con la que ha brillado en postemporada, aunque desde el año anterior se queda en la bolsa de protección para evitar lesiones.

Kap tendrá a sus blancos favoritos sanos desde el inicio, Anquan Boldin, Michael Crabtree y Vernon Davis, y en el periodo entre temporadas la directiva consiguió a Stevie Johnson, ex de Búfalo, Brandon Lloyd, quien tuvo un año sabático y al novato Bruce Ellington, con lo que se prevé que San Francisco explote más el ataque aéreo y las rutas largas.

A pesar de todas esas novedades, el juego terrestre seguirá siendo la marca de la casa, Frank Gore empieza a ir a la baja, pero es el caballito de batalla y lo acompañará el novato Carlos Hyde, quien tiene características similares, además de Bruce Miller para bloquear.

En la línea habrá un nuevo centro tras el bajo rendimiento de Jonathan Goodwin, y Joe Looney comenzará como guardia derecho después de que Alex Boone se perdiera toda la pretemporada. El resto tiene nivel de Pro Bowl.

En la defensiva, la línea más sólida en las últimas temporadas, es donde existen más dudas. En los tacles, el problema es la salud del veterano Justin Smith, mientras que se espera una suspensión para Ray McDonald y Quinton Dial tampoco ofrece garantías.

En el papel, los cuatro apoyadores son el mejor grupo de la Liga, pero Aldon Smith no verá acción hasta la Semana 9 por una sanción y NaVorro Bowman reaparecerá cerca de esa fecha por la lesión sufrida ante Seattle el año anterior. El corazón del equipo, Patrick Willis, y Ahmad Brooks deberán sostener a los gambusinos la primera parte de la temporada.

En la secundaria tres de los cuatro titulares son nuevos. Los esquineros se fueron a Oakland y para reemplazarlos el coordinador Vic Fangio confía en los talentosos, pero con poca¿ experiencia Tramaine Brock y Chris Culliver.

 El veterano Antoine Bethea tomará el lugar de Donte Whitner y Eric Reid, que fue al Pro Bowl como novato, deberá mantener el nivel.

La aspiración de los 49’s es un nuevo viaje al Super Bowl, pero debe superar la primera parte de la campaña con una defensiva parchada y afinar la ofensiva para la postemporada.