Herpes, Michael Vick y la selección mexicana

En 2005, hubo una prohibición en la NFL, donde ningún aficionado podía vestir un jersey con el nombre de 'México'. Aquí te contamos la historia 

La selección mexicana rompió la 'prohibición' de Ron México
La selección mexicana rompió la 'prohibición' de Ron México (Kansas City Chiefs y AP)

CIUDAD DE MÉXICO

Pocas personas pueden asociar las palabras: herpes, Michael Vick y la Selección Mexicana. No es fácil y no tendrían mucha relación entre ellas. Sin embargo, que el Tri haya calzado por unas horas ayer un jersey de la NFL que en las espaldas diga 'México', terminó por darle otro giro a una historia con tintes bizarros. Aquí el relato.

Todo comenzó en el 2003, cuando un joven Michael Vick, quien jugaba para Atlanta en ese entonces, tuvo relaciones sexuales con Sonya Elliot, una trabajadora del sector salud que trabajaba en el condado de Duluth, Georgia.

Aparentemente toda había terminado en una ventura. Pero en el 2005, el quarterback estrella de los Atlanta Falcons fue buscado por Elliot, quien lo encaró y le dijo que dio positivo a herpes tipo dos. Contrario a lo que muchos pensarían, Vick reconoció que él la contagió y le pidió disculpas alegando que 'no supo cómo decírselo'.

En ese tiempo, se filtró a la prensa que Michael acudió a una clínica de salud para hacerse los estudios de enfermedades de transmisión sexual. Lo curioso del asunto es que no dio su nombre original, sino que dijo llamarse 'Ron México', incluso firmó por ese nombre en la institución de salud donde se hizo los tests.

Pero la situación no se detuvo. En abril de ese año, múltiples reportes en los medios de comunicación señalaron que la trabajadora de salud demandó al mariscal de campo por 'negligencia'. No pasó mucho tiempo y el caso llegó en todos los televisores de los Estados Unidos.


Paralela a la demanda, varios aficionados de los Halcones de Atlanta acudieron a la página de internet de la Liga a personalizar su jersey con el número '7' (cifra con la que jugaba entonces el mariscal de campo) y, con el 'sobrenombre' de México en las espaldas.

Cada vez era más popular los jerseys de México en Atlanta, pero la NFL le puso un alto. La página de internet de la Liga, en palabras del portavoz Brian McCarthy impidió que los fanáticos siguieran estampando de esa forma las prendas, al considerar la palabra 'México', en dicho contexto, como una obscenidad.

"Las jerseys están destinados para los aficionados que quieren tener su nombre en una camiseta. Hemos decidido que es inapropiado vender camisetas con ese nombre en particular en él", expresó en su momento el directivo para The Seattle Times.


Así la Liga dejó de vender jerseys con el nombre de México.

Pero... ¿qué tiene qué ver la selección mexicana con esta historia que sucedió entre 2003 y 2005? Nos transportamos hasta el lunes 30 de marzo del 2015.

Tamba Hali, apoyador estrella de los Kansas City Chiefs, sorprendió a propios y extraños al visitar el entrenamiento del Tri en el Arrowhead Stadium. El cuadro mexicano disputará un encuentro amistoso en la ciudad de Kansas el martes, contra Paraguay.

Más allá de lo sopresivo que fue ver al linebacker, fue lo que traía en las manos. El jugador de Pro Bowl les entregó un jersey de los Jefes de Kansas City, con el número '15'. Hasta ahí todo normal, pero en la espalda venía el estampado que decía: México.


Los jugadores de la escuadra mexicana, junto a Miguel Herrera convivieron con Hali, donde se tomaron múltiples fotos con él, el jersey y el ovoide, ignorando, que la NFL había prohibido que se hiciera ese tipo de indumentaria.

Incluso, el 'Piojo' posó con el jersey con la leyenda de México aceptando el regalo que les hizo el apoyador; Miguel, por su parte, le obsequió un jersey de la selección mexicana al integrante de los Chiefs 

Así, en el aire quedará si la Liga recordará la supuesta prohibición de 'México' en los jerseys o, quizá, esto solo quedará como una historia más que anecdótica.