Con más dudas que certezas

Con la incertidumbre sobre si Robert Griffin III volverá a su nivel, Washington enfrenta una nueva temporada

El quarterback Robert Griffin III (10) de Washington
El quarterback Robert Griffin III (10) de Washington (Reuters )

Ciudad de México

En el 2013 se esperaba que el quarterback Robert Griffin III y el entrenador en jefe Mike Shanahan repitieran al menos la aparición de los Pieles Rojas en playoffs. Sin embargo, entre lesiones y malas decisiones el mariscal de campo de Washington tuvo un bajón de juego, lo que se combinó con una defensiva que promedió 30 puntos permitidos por partido. ¿Las consecuencias? Cambio en el coach del equipo que tuvo disputas con el pasador.

Los Redskins cambiaron de forma dramática de un año al otro. Mientras en el 2012 (campaña de novato de Griffin III) tuvieron récord de 10-6 y alcanzaron la postemporada por primera vez desde 2007 con un mariscal de campo que comandó el quinto mejor ataque de la Liga al lanzar solo cinco intercepciones; el 2013 fue radicalmente diferente, ya que la ofensiva no fue tan efectiva y el ex quarterback de la Universidad de Baylor entregó el ovoide 12 veces, el equipo tuvo marca de 3-13, colocándose como el segundo peor conjunto de la NFL.

Para esta temporada, Jay Gruden, nuevo entrenador de los Pieles Rojas, buscará mejorar el rendimiento del equipo y de paso el de Robert, ya que el ex entrenador de mariscales de los Bengalíes fue quien formó a Andy Dalton cuando llegó a Cincinnati.

El ataque terrestre será básico para una mejoría y la franquicia cuenta con el talentoso Alfred Morris, quien acumuló 1, 275 yardas en acarreos, uno de los mejores de la Liga; como segundo corredor estará Roy Helú Jr., quien acarrea el balón en tercera oportunidad y zona roja. El año pasado tuvo cuatro touchdowns por esa vía.

El cuerpo de receptores es una incógnita, no por su talento, sino por la indisciplina y los altibajos que tienen. Como objetivo número uno estará DeSean Jackson, agente libre proveniente de Filadelfia, quien viene de su mejor temporada con 1,332 yardas y nueve recepciones de touchdown. No obstante, el ex jugador de las Águilas salió por problemas con el coach.

Las otras alas abiertas serán Pierre Garçon y el veterano, Santana Moss, blancos irregulares que buscarán ayudar a su mariscal.

La línea ofensiva tendrá que jugar casi perfecta para darle protección a Griffin III. Por ello, entre la agencia libre y el Draft sumaron a los tacles Morgan Moses y Bruce Campbell y a los guardias Spencer Long y Shawn Lauvao.

La defensiva también será una incógnita. Washington hizo limpia en el plantel, nueve jugadores ya no estarán en esta temporada; además, tendrán que sortear el retiro del linebacker London Fletcher, quien por mucho tiempo fue el emblema de la unidad defensiva.

Por la división en la que están, los Redskins podrían vencer a Vaqueros, Águilas y Gigantes y meterse a la postemporada, pero también podrían tener otra drástica caída debido a su irregularidad y tener otra campaña de apenas tres triunfos.