NFL confirmó acoso en vestidor de Miami Dolphins

Tres jugadores de los Delfines fueron señalados tras una investigación de tres meses sobre el bullying que cometieron contra un compañero

Miami, Estados Unidos

La investigación de la liga de futbol americano (NFL) concluyó que hubo acoso en el vestuario del equipo Miami Dolphins por parte de tres jugadores.

Richie Incognito, Mike Pouncey y John Jerry crearon un "modelo de acoso" sobre Jonathan Martin, otro jugador del equipo y el técnico asistente, según el informe de 144 páginas del investigador Ted Wells.

El informe recoge las conclusiones de tres meses de indagatorias tras el escándalo desatado, después de que Martin abandonara en noviembre el equipo, incapaz ya de soportar el trato de Incognito. El caso puso sobre la mesa la vida interna de los vestuarios de la NFL.

Wells, quien revisó miles de documentos entre mensajes telefónicos y correo electrónicos, además de entrevista a más de cien personas, rechaza que Martin fabricara las acusaciones de abuso para tapar el verdadero motivo de su salida del equipo.

Según el informe, "el técnico asistente fue objeto de insultos raciales en repetidas ocasiones, al otro jugador se le daban nombres homófobos y sufrió manoseo físico inapropiado y Martin (el único al que se menciona por el nombre) era objeto de escarnio permanentemente con comentarios sexuales explícitos sobre su hermana y su madre, y era ridiculizado en ocasiones con insultos raciales y otros comentarios ofensivos".

El investigador cree que el acoso de sus compañeros creó en Martin "una significativa angustia emocional", aunque asegura que sus compañeros no pretendían expulsarlo del equipo ni causarle daño duradero.

El 3 de noviembre del año pasado, los Dolphins suspendieron a Incognito, considerado por el informe como el "instigador principal del acoso, días después de que Martin anunciara que dejaba el equipo por "motivos personales".

La cadena CBS reveló entonces mensajes de texto enviados por Incognito a Martin en los que lo tildaba de "medio negrata" y profería una serie de amenazas violentas hacia él y su familia. Incognito es blanco y Martin tiene padre negro y madre blanca.

"Dado el historial de incidentes entre Incognito y Martin y la continuidad en el tiempo, Martin realmente creyó que Incognito podría ser capaz de hacerle daño, y por su seguridad, lo mejor era salir del equipo", afirmó CBS.

Incognito, jugador de noveno año, es considerado como uno de los jugadores más sucios de la NFL desde que estaba en los St. Louis Rams, pero fue alabado por su capacidad de liderazgo tras su paso a Miami en 2010.

Los Dolphins también usaron a Incognito la pasada campaña en un video en el que pedían a sus aficionados un comportamiento cívico. En la grabación, el jugador admitía ser extremadamente agresivo en la cancha, aunque "muy civilizado" fuera de ella.