Última llamada para Griffin III

Los resultados y las lesiones han sido el peor enemigo de RGIII, quien no ha podido llevar lejos a los Pieles Rojas

Robert Griffin III
Robert Griffin III (AP)

Su temporada de debut en 2012 ilusionó a los seguidores de los Redskins, sin embargo, parece que ese año fue un espejismo en la carrera de Robert Griffin III, pues desde entonces su tendencia a perder balones y lesionarse ha sido la tónica en su carrera.

La prensa en Washington asegura que si no repunta, éste puede ser el último año de RGIII en el equipo. Además, el coach Jay Gruden no esperará hasta noviembre para mandarlo a la banca en caso de que cometa errores. De ser así, Kirk Cousins, quien jugó seis partidos en 2014, tomará los controles.

En descarga de Griffin III habrá que citar que la línea ofensiva de Washington fue una coladera el certamen anterior al permitir 58 capturas, de ahí que el nuevo gerente general Scot McCloughan eligió en su primera selección del Draft a Brandon Scher, quien jugará como tacle derecho, dejando a Trent Williams, hombre con calibre de Pro Bowl, por el izquierdo.

Además de proteger mejor a su pasador, la línea debe progresar en su bloqueo, pues Gruden pretende que Alfred Morris tenga más de 300 acarreos esta campaña (sumó 265 en 2014). Morris ha superado las mil yardas en sus tres temporadas en la NFL, pero ha disminuido su total en las dos más recientes.

El grupo de receptores sigue siendo la fortaleza piel roja. Lo encabeza DeSean Jackson, líder de la Liga en promedio de yardas por atrapada con 20.9.

Sobra decir que es el hombre de las jugadas grandes en Washington. Quien deberá retomar su nivel es Pierre Garçon, pues viene de un año de 68 recepciones cuando en 2013 acabó con 113. Andre Roberts se mantendrá como tercer blanco, mientras que Jordan Reed, 50 engarces aunque cero TD, será el ala cerrada.

A la defensiva, McCloughan también estuvo activo y trajo dos caras nuevas para la línea, el tacle Stephen Paea (Chicago) y el tacle Terrance Knighton (Denver). El único que repite es Jason Hatcher, cuyo nivel estuvo por debajo de sus años en Dallas.

Entre los linebackers el mejor elemento es Ryan Kerrigan, extraordinario cazador de cabezas después de lograr 13.5 el año anterior y 38 en los cuatro últimos certámenes. Como interiores estarán Keenan Robinson y Perry Riley, mientras que el novato Preston Smith suplirá la partida de Brian Orakpo a Tennessee.

Donde sí habrá ajustes importantes es en la secundaria, una de las grandes debilidades del equipo en 2014. La directiva espera que DeAngelo Hall esté recuperado del talón de Aquiles, de lo contario jugará Bashaud Breeland; también desea que Chris Culliver (llega de los 49’s) desquite los 32 millones que le dieron por cuatro años. Como safeties trabajarán Dashon Goldson, quien viene de Tampa Bay, y Duke Inhenacho. Los equipos especiales de Pieles Rojas dejaron mucho que desear. Los promedios de Andre Roberts fueron muy discretos, 23.7 yardas en kicko s, y 7.4 en patadas de despeje.