Hacerlos menos es un gran error

La experiencia y la mano de la dupla Harbaugh-Flacco ha sido clave para que los Ravens sean contendientes

Joe Flacco
Joe Flacco (Reuters )

Ciudad de México

Después de la dolorosa derrota en la Ronda Divisional del año pasado ante los Patriotas, Steve Smith declaró que iban a reagruparse para llegar más lejos este año. Y no hay que descartarlos.

Baltimore ha calificado a playoff s en seis de las últimas siete temporadas, siempre bajo las órdenes de John Harbaugh, un coach estudioso y disciplinado.

Para este certamen, los Ravens sufrieron varios cambios, su coordinador ofensivo Gary Kubiak emigró a Denver, mientras Torrey Smith, Haloti Ngata y Pernell McPhee se fueron vía la agencia libre, de cualquier manera la organización confía en que el equipo tiene talento para llegar a postemporada.

El ataque seguirá encabezado por Joe Flacco, un pasador sin estadísticas espectaculares, pero que sabe jugar y ganar en playoff s. El año anterior mejoró mucho con la tutela de Kubiak, al grado de registrar los mejores números en su carrera en yardas (3,986) y pases de anotación (27). Ahora estará bajo las órdenes de Marc Trestman. El QB suplente este año será Matt Schaub, quien pasó desapercibido en Oakland.

En cuestión de receptores, Steve Smith, quien jugará su decimoquinta temporada, será la opción número uno de Flacco. Viene de una campaña de más de mil yardas. Para cubrir a Torrey Smith, el novato Breshad Perriman, su primera selección de 2015, puede ocupar su lugar para las jugadas grandes, pues también es rápido y de buenas manos, aunque el titular debe ser Kamar Aiken.

Como ala cerrado, el novato Maxx Williams com-petirá por la titularidad, luego de que las lesiones de cadera han mermado el juego de Dennis Pitta.


Todos los titulares de la línea ofensiva, encabezada por el centro Jeremy Zuttah, están de regreso. Es una gran unidad, misma que apenas permitió 19 capturas de quarterback y que volverá a abrir los huecos a Justin Forsett, quien se quedó con la titularidad luego del escándalo de Ray Rice.

A la defensiva, el esquema 3-4 del coordinador Dean Pees volverá a dar buenos resultados, máxime cuando se tiene a la dupla de Elvis Dumervil y Terrell Suggs, quienes se combinaron para 29 capturas el año anterior. De igual manera, entre los linebackers destaca C.J. Mosley, catalogado uno de los apoya-dores jóvenes más dominantes de la Liga y líder en tacleadas del equipo.

Entre los frontales, la partida de Ngata le dará más juego a Timmy Jernigan, quien en su año de novato logró cuatro derribes de quarterback.

Ya sin lesiones, el perímetro puede mejorar este certamen. Jimmy Smith, ya de vuelta, hará la mancuerna de esquineros con Lardarius Webb, aunque Kyle Arrington, ex de Patriotas, peleará por la titu-laridad. En todo caso, entrará en defensiva níquel.

En los equipos especiales tienen a un gran tándem con Sam Koch y Justin Tucker, pero extrañarán en los regresos a Jacoby Jones.