Esperan que Nick Foles sea la pieza

San Luis acumula 11 temporadas sin récord positivo, y para mejorar intercambió quarterback con Filadelfia


Carneros de San Luis espera tener una buena temporada
Carneros de San Luis espera tener una buena temporada (Cortesía Carneros San Luis)

Ciudad de México

Los Carneros de San Luis reclutaron con la primera selección del Draft 2010 al pasador Sam Bradford, una apuesta que pareció funcionar, ya que fue nombrado Novato Ofensivo del Año y el equipo terminó con marca de 7-9, cerca de su primera campaña con récord ganador desde 2003; pero esto no volvió a ocurrir, el quarterback apenas disputó siete partidos en los últimos dos años y se cansaron de esperarlo.

Durante la pretemporada, consiguieron en un cambio con las Águilas de Filadelfia a Nick Foles, un mariscal de campo que hace dos años tuvo el mejor rating de la Liga y fue seleccionado al Pro Bowl. El entrenador en jefe Je. Fisher espera que sea la pieza que les faltaba para competir en una complicada División Oeste de la Nacional.

Sin embargo, si las lesiones eran la constante con Bradford, Foles se perdió la mitad de la campaña anterior por una fractura de clavícula, aunque en 2013 en solo 10 aperturas tuvo 27 pases de anotación y apenas dos intercepciones, por lo que luce como una mejora para San Luis.

Foles no tendrá tanta responsabilidad en un equipo que prefiere correr. Con el número diez del Draft reclutaron a Todd Gurley, quien se recupera de una lesión de ligamentos, por lo que la carga la tendrá Tre Mason, que no jugó hasta la Semana 6 del año pasado, pero impresionó con 765 yardas.

Las dudas están en si la línea ofensiva estará a la altura. Greg Robinson, segunda selección del Draft 2014, debe mejorar como tacle derecho y Rodger Saffold es el mejor del sector, por izquierda habrá dos novatos, mientras que en el centro Demetrius Rhaney se perdió su primera campaña por lesión.

Foles no tendrá un receptor número uno, aunque Brian Quick, que también sale de la enfermería, Kenny Britt y Tavon Austin tienen talento para explotar el brazo del QB; en trayectorias cortas Jared Cook y Lance Kendricks también son buenas opciones.

La fortaleza, como en el caso de sus rivales de división, es la defensiva, que tiene al polémico Greg Williams como coordinador por segundo año.

Los frontales, de lo mejor que hay en la NFL, se fortalecieron aun más con la llegada de Nick Fairley desde Detroit. En total tendrán a cinco selecciones de primera ronda en el sector. Robert Quinn es de los mejores cazaquarterbacks de la Liga, Aaron Donald fue el Novato Defensivo del 2014, mientras que Chris Long se recupera de una lesión.

Entre los apoyadores, Alec Ogletree puede ser el mejor defensivo del equipo, pero necesita ser constante, James Laurinaitis hace las jugadas grandes, y el recién llegado Akeem Ayers ayudará a perseguir al mariscal de campo.

El perímetro es confi able, pero permitió varias acciones de largo yardaje, los esquineros son Trumaine Johnson y Janoris Jenkins, mientras que los safeties son una fortaleza, Rodney McLeod brilló y T.J. McDonald también ayuda en la carrera.

San Luis tiene potencial para ser un equipo de al menos .500, pero las dudas están en la línea ofensiva y en si Nick Foles se adaptará al sistema de Fisher; otro problema es su competitiva división y un inicio de temporada complicado.