Raiders, a evitar errores del pasado en el draft

La escuadra de Oakland tratará de no cometer los errores en años pasados con su selección global número uno; los 'Malosos' están en el reloj en el puesto cuatro

JaMarcus Russell cuando fue seleccionado por los Raiders
JaMarcus Russell cuando fue seleccionado por los Raiders (AP)

Ciudad de México

La elección de Khalil Mack como selección número uno de los Raiders de Oakland en 2014, rompió una mala tradición que tenían los 'Malosos', ya que ante de la incursión del linebacker habían elegido a jugadores que poco les habían aportado al equipo; hoy, tratarán de seguir por esa línea y evitar la elección de jugadores denominados 'fiascos'.

La mala fortuna de Oakland se remonta hace ocho años, cuando tenían la primera selección número uno global y eligieron a JaMarcus Russell. El ex mariscal de campo proveniente de LSU venía con todos los honores, pero con los 'Malosos' no pudo ser la estrella que esperaban y se terminó por apagar. El jersey dos, lanzó más intercepciones en su carrera (23) que pases de touchdown (18) y fue cortado sin siquiera terminar su contrato de novato.

Para 2010 parecía que los californianos recompusieron el camino al elegir a Darren McFadden. El corredor tuvo dos años llenos de dudas, pero en el tercero corrió para mil 157 yardas para convertirse en uno de los mejores de la Liga; para infortunio de su equipo, las lesiones y las bajas de juego lo mermaron y terminó por derrumbarse. Para este año, el corredor dejó a Oakland para instalarse con los Vaqueros de Dallas.

Llegó el 2009 y los de negro y plata no pudieron revertir su mal tino. Con la selección global siete seleccionaron al receptor Darrius Heyward-Bey, quienes le apostaban por su velocidad. El egresado de Maryland sí brilló por su rapidez, pero no contaba con las manos seguras de otras Alas abiertas, por lo que, junto a las lesiones, le impidieron ser un estelar con los Raiders. Después de cuatro años, dijo adiós a California y se fue a Indianápolis.

El 2010 no fue diferente. Oakland eligió al linebacker Rolando McClain (aquel que brilló este año con Dallas), quien se convirtió en un elemento confiable en la defensiva de los del equipo de la 'Costa Oeste'; pero la decepción también llegaría temprano, los problemas fuera del emparrillado lo terminaron por sacar de la franquicia. Para la campaña del 2013 anunció su retiro prematuro y en 2014 volvió con los Vaqueros.

Para las dos campañas siguientes no tuvieron selección de primera ronda, pero volvieron a elegir piezas que no les rindieron en el campo de juego. En 2011 seleccionaron en segunda ronda al Centro Stefen Wisniewski, quien en sus tres años jugó casi todos los partidos. Aún así, la línea ofensiva de los 'Malosos' era endeble por su lado en ese lapso. Al final, el jugador decidió probar la agencia libre y esta campaña jugará con Jacksonville; para 2012 fue más dramático cuando escogieron al Guardia Tony Bergstrom, quien en sus tres años solo ha iniciado un juego para su escuadra. Seguía la mala racha

La temporada del 2013 fue más de lo mismo. El conjunto ubicado al suroeste de los Estados Unidos seleccionaron con el número 12 global al esquinero D.J. Hayden. El cornerback ha tenido un paso discreto en sus primeras dos campañas al iniciar 18 de 32 juegos, desviar 12 pases y sumar dos intercepciones.

En 2014 se rompió la mala racha con la selección del linebcaker Khalil Mack, quien le devolvió el espíritu a los de plata y negro. En su temporada de novato, aportó 59 tackleadas, desvió tres pases y provocó un balón suelto. Un envión anímico para una defensa en reconstrucción.

A reforzar la ofensiva

Para este año, los Raiders quieren dar un paso adelante y una buena elección en el draft a la ofensiva sería acertado, debido a que esta unidad se colocó como la menos productiva el año pasado en la NFL.

Con las necesidades de corredor y rececptor, Oakland podría optar por uno de los mejores dos hombres del draft de ese lado del balón y ellos podrían ser el RB Melvin Gordon (quien rompió récords colegiales en Wisconsin) y el WR Amari Cooper (quien también quebró marcas en Alabama), cualquiera de estos dos hombres, con el entendimiento adecuado, serían dos buenas armas ofensivas para el quarterback Derek Carr.