Raiders, ¿Ya pasó lo peor o siguen ahí?

Los resultados no cambian y viene una de las últimas llamadas para el gerente que cambiaría al equipo

Raiders y sus 'malosos' para el 2015
Raiders y sus 'malosos' para el 2015 (Oliver Tapia )

CIUDAD DE MÉXICO

Los números dicen que todo sigue igual en los Raiders, la idea de que las cosas empezarán a reflejarse en donde más importa (victorias), dice que arrancan tiempos nuevos.

Con 13 temporadas para el olvido que han llevado al equipo de ser una franquicia histórica a una penosa y perdedora, con una marca de 56-136 y con pésimas estadísticas en 2014, no puede haber peor panorama para los de Negro y Plata.

¿Vendrá la época de la cosecha? En 2012 llegó el tiempo para que en los campos de los Raiders se volviera a tener una cosecha de calidad, pero primero se tenía que arreglar todo el desorden y empezar de cero.

Reggie McKenzie llegó como gerente general con esa misión. Si solo se ve el récord que ha tenido el equipo desde su arribo (11-37), todo parecería seguir igual, pero los terrenos son distintos.

Pasaron de solo tener seis selecciones en el Draft del 2012 a 18 en los últimos dos calendarios (10 en 2014 y ocho en 2015), de estar por encima del tope salarial a tener 60 millones de dólares libres para gastar en la agencia libre, de contar con head coaches de pobres currículums a tener uno probado.

Los primeros pasos para dar resultados son volver a la vida una ofensiva que fue la número 32 global, que apenas corrió para 77 yardas por juego, que solo sumó cuatro anotaciones por esa vía y que penosamente anotaba 15 puntos en promedio.

Empezaron con darle las gracias a muchos elementos de su roster. Derek Carr está en su segunda campaña, un punto que juega a su favor es que tendrá en Latavius Murray a un corredor que sorprendió en 2014 al promediar 5.2 yardas por acarreo.

Su cuerpo de receptores estrena gente con la llegada del polémico Michael Crabtree y su primera selección del Draft, Amari Cooper. Carr tendrá mejores blancos para hacer funcionar el ataque aéreo, nombres que harán que sus números crezcan, el único punto preocupante es que tendrá nuevo coordinador ofensivo y deberá adaptarse pronto a su nuevo sistema de juego.

Rod Streater y Andre Holmes son los otros receptores y Clive Walford puede ser la sorpresa como ala cerrado. Otra de las buenas noticias fue la llegada del centro Rodney Hudson, quien le da solidez a la línea ofensiva, promete más y mejores huecos para los corredores y protección a su QB para lanzar.

Además, el corredor Roy Helu puede ser el as bajo la manga, al no solo ser bueno por tierra, sino también atrapando pases. Del Rio fue linebacker en la NFL y tiene a Ken Norton Jr. como coordinador, dos piezas que cambiarán este lado del juego.

A la defensiva también hay caras que deben aportar para olvidarse de los 28 puntos que en promedio les anotaban. Al lado de los líderes Justin Tuck, Khalil Mack y Charles Woodson, se suman Dan Williams y Curtis Lofton, quienes darán solidez.

Con uno de los calendarios más difíciles, empiezan frente a Cincinnati y Baltimore y cierran con Denver, Green Bay, San Diego y Kansas City, Del Rio tiene que seguir fertilizando la tierra para que pronto se vean los primeros brotes de calidad.