Pumas CU no tuvo piedad de Frailes

La escuadra del Pedregal fue aplastante en la segunda mitad del juego y consiguieron su quinto triunfo consecutivo al vencer 59-0 a la Universidad del Tepeyac

CIUDAD DE MÉXICO

Frailes opuso resistencia durante dos cuartos ante los actuales campeones, pero solo eso. Pumas CU aplastó 59-0 a la Universidad del Tepeyac  en el campo de Perros Negros y alargó su racha invicta a cinco encuentros, esto, en duelo correspondiente a la semana 5 de la Conferencia de los 8 grandes de la ONEFA.

El cuadro auriazul comenzó encendido en sus primeras tres series ofensivas. Primero, Alberto Frías se escapó por tierra 15 yardas para inaugurar el marcador; más tarde, Pablo Caso recorrió seis yardas para aumentar el tanteador y, finalmente, Alan Paoli acertó un gol de campo de 31 yardas para poner el 17-0 al final del primer cuarto.

En el segundo periodo Frailes ajustó y puso en aprietos a la defensiva del cuadro felino al grado que, cuando agonizaba el segundo cuarto, el conjunto del coach Joaquín Juárez tuvo primera y gol, pero la defensiva del cuadro del Pedregal se fajó y contuvo el ataque de Frailes que no se llevó unidades de esa serie ofensiva.

La segunda mitad fue totalmente inclinada hacia Pumas. La verbena de anotaciones se destapó con Rafael Arenas como quarterback (ya que el novato sustituyó al titular Miguel Chávez Mess), primero con un pase de anotación de Josué Esquivel, después con acarreo por el centro de tres yardas de Irving Alamilla.

Las entregas de balón fueron una pesadilla para Frailes y un bálsamo para el conjunto dirigido por Raúl Rivera, ya que el cuadro visitante convirtió 28 puntos después de tres intercepciones y un balón suelto recuperado, incluidas estas últimas dos anotaciones.

La Universidad del Tepeyac, por su parte,  insistió en correr  por el centro del campo con su quarterback en vez de con su corredor, pero esto no funcionó ya que la coordinada defensiva auriazul detuvo a Arturo Aguilar e, incluso, el mariscal de campo se levantó con dolencias por los golpes que le propinaron los defensivos.

Arenas tendría una última serie dentro del emparrillado, donde se conectó con el Ala Cerrada Vizmark Romero en un pase de tres yardas para poner un abultado 38-0 en el electrónico.

Ebner Panamá, tercer quarterback de Pumas, entró para comandar a la ofensiva felina. De inmediato se puso a trabajar, ya que lanzó un arcoíris de 16 yardas a las manos de Víctor Esquivel para anotar otros siete puntos.

Hubo tiempo para dos touchdowns más. Miguel Zamora acarreó el ovoide cinco yardas para convertir su tercera anotación de la temporada y, para cerrar la cascada de puntos, David Flores regresó un balón suelto 37 yardas para coronar la segunda blanqueada felina de la campaña y poner el 59-0 final.