Pumas CU, lo que pasó entre derrota y derrota

Tras la derrota de los felinos del Pedregal el sábado ante las Águilas de Chihuahua revisamos que pasó entre descalabro y descalabro; el cuadro de la UACH consiguió su primera victoria contra los dirigidos por Raúl Rivera

El receptor Josué Esquivel
El receptor Josué Esquivel festeja uno de los touchdowns de la victoria de Pumas frente a Linces (Cortesía Deportes UNAM)

CIUDAD DE MÉXICO

Después de caer ante las Águilas de la Universidad de Autónoma de Chihuahua, Pumas CU perdió el invicto en la temporada de la ONEFA. Sin embargo, pasaron casi dos años para que la escuadra que dirige Raúl Rivera volviera a ser derrotado en un juego oficial.

De hecho, antes de la derrota ante la UACH, el otro descalabro que suma los auriazules fue en el partido de campeonato del 2012, contra Auténticos Tigres.

Después de 24 meses... ¿qué pasó entre descalabro y descalabro? Aquí lo repasamos:

1. Dos campeonatos. El cuadro auriazul consiguió el bicampeonato al vencer en las finales de 2014 y 2015 a los Auténticos Tigres de la UANL, tomaron revancha de aquella derrota en 2012 en 'el Volcán'.

2. Dieciséis victorias consecutivas. La flotilla del Pedregal logró 16 triunfos consecutivos, incluidos los cuatro clásicos contras los equipos del Instituto Politécnico Nacional.

3. Cuatro quarterbacks han visto acción. Entre ambas derrotas, Bruno Márquez, José Chávez Mess, Ebner Panamá y Rafael Arenas. Los primeros dos consiguieron campeonatos.

4. Noventa puntos en contra de la UACH. En los últimos dos partidos en contra de las Águilas, los de Ciudad Universitaria derrotaron 38-0 (2013) y 52-7 (2014) al cuadro norteño.

5. Veintitrés meses considerado como el mejor de la Liga. Durante esa tiempo, el cuadro de Raúl Rivera se mantuvo en la cima de la ONEFA, al no tener un rival que le pudiera provocar un revés.

La primera vez de la UACH

Tras el triunfo 33-24 en contra de Pumas CU, fue el primer triunfo en la historia de la Universidad Autónoma de Chihuahua contra los del Pedregal.
Además, en los últimos dos cotejos (ambos celebrados en CU), los chihuahuenses apenas le habían podido anotar un touchdown a los auriazules.