Pumas CU no tiene piedad; aniquila a Frailes

Después de caer sorpresivamente ante Chihuahua la semana pasada, el cuadro del Pedregal recompuso el camino y vapuleó a la Universidad de Tepeyác

Chávez Mess (19) y Alan Rosado (32) brillaron contra la Universidad del Tepeyác
Chávez Mess (19) y Alan Rosado (32) brillaron contra la Universidad del Tepeyác (Cortesía Deportes UNAM)

Ciudad de México

Parecía que el fantasma del quarterback de la UACH Randall Mendoza seguía sobre la espalda de los felinos. Sin embargo, Pumas CU se sacudió la derrota que tuvieron en Chihuahua y con una buena actuación del quarterback José Chávez Mess los felinos del Pedregal aplastaron 66-0 a Frailes.

La Universidad del Tepeyác, en su primera ofensiva, puso en claro que el descontrol de la defensiva auriazul seguía vigente. Comenzó su ofensiva en la yarda dos y arrastró a los locales hasta la uno de su territorio. Sin embargo, se fueron con las manos vacías, ya que los pupilos del coach Raúl Rivera se fajaron y pararon al mariscal de campo Jonathan Buenrrostro.

Y Pumas demostró que la premisa que dice "puntos que no hagan te los harán" es verdadera. Al primer toque de balón del capitán del equipo, Irving Alamilla, se escapó 99 yardas para inaugurar el marcador en favor de los locales.

Después, la escuadra felina dominó en ambos lados del balón. Y recuperó la confianza pérdida en tierras norteñas. Aplastó a una endeble Universidad del Tepeyác que nunca pudo ponerse en ritmo en la ofensiva; mientras que la defensiva terminó por agotarse.

Alan Rosado, con acarreó de 14 yardas, amplió la ventaja local de dos anotaciones. Luego, el quarterback José Chávez Mess estuvo encendido. Conectó pases de 33, 22 y 65 yardas a Josué Esquivel en dos ocasiones y uno más a Andrés Salgado para dejar el electrónico 35-0. Alan Paoli estiró la ventaja con un gol de campo para que el 38-0 fuera el marcador al descanso.

Hubo algo llamativo. Antes de que los jugadores felinos entraran a los vestidores, el staff de coacheo los llamó y tuvieron una breve reunión, hecho poco común, ya que nunca lo hacen en ese momento del partido.

Para el tercer periodo y ya con segundo equipo de Pumas en el emparrillado, la tónica del juego no cambió. Rafael Arenas entró por Chávez Mess y de inmediato se mostró. El segundo quarterback se escapó 26 yardas para ampliar la paliza.

El mismo Arenas, quien sufrió una intercepción en Chihuahua que sentenció el juego en favor de las Águilas, conectó un pase de 33 yardas con Irving Ovando para poner un escandaloso 52-0. Otra vez, las distancias se veían en la ONEFA.

Hubo tiempo para más. El corredor Víctor Hernández demostró que en campo abierto es de los jugadores más rápidos del cuadro bicampeón y se escapó 45 yardas hasta la zona de anotación para poner el 59-0. Luego, otro pase de anotación de Arenas para Andrés Portillo de diez yardas para ampliar el marcador 66-0.

Con la victoria, Pumas CU mejoró su marca a tres ganados y una derrota en el grupo verde de la ONEFA; mientras que los Frailes pusieron su foja en un éxito y cuatro descalabros en el grupo blanco.