Deseos y ejecución

Pumas CU y Auténticos Tigres disputan su sexta final consecutiva; ante elconocimiento mutuo, otros factores entran en juego para definir el título

José Miguel Chávez (19) estará en su primera final de Liga Mayor como mariscal titular
José Miguel Chávez (19) estará en su primera final de Liga Mayor como mariscal titular (Mexsport)

c

Es el final habitual para la Conferencia de los 8 Grandes. Pumas CU y Auténticos Tigres se enfrentan hoy por sexta ocasión consecutiva para definir al mejor de su conferencia, pero con más que un título en juego.

Para el cuadro auriazul está la posibilidad de conseguir un bicampeonato histórico que no alcanza con esa denominación desde 1966-67, mientras que los de Nuevo León buscan revancha después de ver festejar a su rival en el estadio Universitario hace un año en la definición.

El conocimiento entre ambas instituciones es total. Después de siete semanas de temporada regular (aunque los de CU disputaron un partido menos) y las semifinales, ya no hay secretos entre los equipos destinados a dominar en la Liga Mayor de Onefa, por lo que esta mañana en el estadio Olímpico, que recibe una Final por primera vez desde 2010, otros factores cobrarán importancia.

"Ya tienes los juegos de temporada regular, la semifinal, todos los estudiaste, sabes lo que pueden hacer, y todo se reduce a quién tiene más deseos de conseguir ese campeonato y a la ejecución. Eso es lo que influye, porque la preparación ya está para ambos equipos, es el primer lugar contra el segundo, nos conocemos bien, es la sexta final, y todo este tipo de cosas hacen que otros factores entren en juego, incluido el amor por los colores", expresó a La Afición el quarterback titular de Pumas CU, José Miguel Chávez Mess.

Fue precisamente el mariscal de campo de los universitarios el encargado de encabezar la remontada de su equipo en el juego de fase regular también disputado en la Ciudad de México, que se definió en series extra 38-31; no obstante, el pasador reconoce la calidad de la defensiva rival.

"Ellos saben lo que tienen que hacer, no han cambiado mucho su estilo de juego y es a lo que le apuestan, es una defensa muy buena y todo se enfoca en la ejecución, si lo hacemos como sabemos, no importa a quién tengamos enfrente, al final las jugadas van a salir, porque están muy bien diseñadas", agregó.

A José Miguel le tocó ser el quarterback suplente de Bruno Márquez en el título del año pasado, y al inicio de la temporada observó cómo el novato Rafael Arenas tomaba los controles del ataque, hasta que llegó el partido contra Tigres y Chávez se convirtió en el titular, puesto que ocupará en el duelo decisivo.

"Ser campeón es el objetivo que tenemos y qué mejor que sea aquí, no importa cómo, es una emoción muy grande darte cuenta de lo que engloba, que es un deporte que le interesa a mucha gente, te sientes orgulloso de ser parte de ello; quedar campeón en la Onefa, en Liga Mayor, ya es grande, y jugando es un mejor sentimiento", aseguró.

Con una marca invicta en temporada regular, Pumas CU se ganó el derecho a ser local en todos los partidos y aunque tuvo que disputar la semifinal en Chihuahua ante Burros Blancos, el cuadro auriazul está de regreso en el Olímpico para lo que esperan sea una fiesta.

"Tiene un mejor sabor que sea en casa, con tu gente, hace tres años que no hay una final en Ciudad Universitaria, eso es algo que también motiva: poder regalarle a tu aición un campeonato", puntualizó el pasador.