Pumas CU, campeón tres años después

Tras perder dos finales de la Conferencia de los 8 Grandes consecutivas en el Estadio Universitario, el equpo de la UNAM se coronó al aprovechar los errores de los Auténticos Tigres

PUMAS CAMPEÓN
PUMAS CAMPEÓN

Ciudad de México

Pumas logró vencer sus fantasmas y 47 años después volvió a ganar en el Estadio Universitario de Monterrey. Una victoria por 28-16 que significa su primer título desde 2010 y el tercero bajo el mando del coach Raúl Rivera. Con la nueva corona, el cuadro de la Universidad Nacional Autónoma de México llega a 25 campeonatos en su historia.

Es el tercero para Pumas desde que la Onefa se dividió y fue la despedida ideal para varios de los estandartes del equipo, como el quarterback Bruno Márquez, el liniero ofensivo Mauricio Bermúdez y el receptor Heriberto Salazar.

Pumas se paró en el Universitario con la mejor ofensiva de la Liga: 412 puntos en ocho juegos (siete de la Conferencia), para un promedio de 51.5 unidades este año.  Además, tuvo la mejor defensiva, que solo admitió 84 puntos durante toda la temporada, para un promedio de 10.5 unidades en cada encuentro.

Aunque en la Final de la Conferencia de los 8 Grandes no pudieron acercarse a esos números, la defensiva fue capaz de contener a Tigres (que promedió 34.1) en solo 16.

En entregas de balón, Pumas CU solo tuvo tres durante el año, todas ante Auténticos Tigres, y aunque en la primera mitad de la Final también perdió en dos ocasiones el ovoide, corrigió en el medio tiempo y evitó darle oportunidades a los locales.

Fue la quinta Final consecutiva en la que se enfrentaron Auténticos Tigres y Pumas, y ahora la marca está en tres triunfos a favor de los regiomontanos y dos de los capitalinos.

Los de la UNAM habían perdido las dos últimas en el Estadio Universitario, y este año en el duelo de temporada regular cayeron por tres unidades, lo que dejó algunas lecciones a los visitantes.

La más importante, aprovechar las entregas de Tigres. Una intercepción la convirtieron en siete puntos con el acarreo de Allan Rosado para 7-6, y más tarde un fumble en un despeje lo transformaron en otra anotación con un pase de Bruno Márquez a Heriberto Salazar para poner la pizarra 21-16, una diferencia irremontable para los locales.