Promesa de éxito

La generación 2014 del Draft de la NFL luce como una de las más talentosas de los últimos años, aunque en la posición de pasador ninguno sobresale del resto

Johnny Manziel
Johnny Manziel (AP)

Ciudad de México

La generación 2014 del Draft llegará a la NFL en medio de altas expectativas, ya que los analistas del futbol americano colegial la han catalogado como la más talentosa desde aquel grupo mítico de 1983 que incluyó a pasadores como John Elway, Dan Marino y Jim Kelly, y corredores como Eric Dickerson y Roger Craig.

Para la selección que se hará el jueves 8 de mayo se prevé jugadores de impacto inmediato en varias posiciones, como receptores, linieros ofensivos, alas defensivas e integrantes del perímetro.

En cuanto al mariscal de campo también hay talento; sin embargo, no hay ninguno que de forma unánime cubra las expectativas de los scouts de la NFL como lo hiciera hace un par de años Andrew Luck, e inclusono se vislumbra que la primera selección global sea un pasador.

Quien se ha llevado los reflectores es Johnny Manziel, ganador del Trofeo Heisman 2012 y que impresionó a todos en las pruebas conocidas como Pro Day cuando lució su brazo y sus habilidades. Comparado con Russell Wilson, por su estatura y su capacidad de eludir defensivos, es carismático y de inmediato podría convertirse en el rostro de una franquicia como Jacksonville o Cleveland. Las dudas son si podrá rendir al mismo nivel en el profesionalismo.

Con menos focos está Blake Bortles, quarterback en la Universidad de Florida Central que es reconocido por la mayoría como el más talentoso, aunque también como un diamante en bruto a pulir en la NFL. Es alto y es un pasador más típico, aunque le falta precisión y movilidad para escapar de la presión defensiva.

El siguiente en la lista es Teddy Bridgewater, quien ha caído en el radar de los visores ya que posee un brazo promedio para la NFL y no tiene la capacidad atlética de Colin Kaepernick o Cam Newton que lo conviertan en una doble amenaza. Aunque es un jugador inteligente y tiene capacidad de liderazgo.

Derek Carr, hermano de David, primera selección de 2002, es el pasador con habilidades más comunes para la Liga como la precisión en los pases, la correcta toma de decisiones y la permanencia en el bolsillo. Las dudas son acerca de su capacidad para trabajar con presión.

Por su parte AJ McCarron tuvo éxito en el futbol americano colegial, pero al haberse ausentado del Senior Bowl sus bonos bajaron, lo que le abrió la puerta en la consideración a Jimmy Garoppolo, quien tiene fuerza en el brazo. Ambos saldrían después de la primera ronda.