Las diferencias que hicieron diferencia

Los cuatro triunfadores de la Ronda Divisional supieronenfrentar y superar todos los retos que enfrentaron durante el juego, desdebuscar otros receptores hasta comerse el balón y por eso están en la final de conferencia

Phillip Rivers y Peyton Manning, quarterbacks
Phillip Rivers y Peyton Manning, quarterbacks (Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO

Los cuatro mejores conjuntos de la NFL van a disputar elpase al Super Bowl. Son los mejores no solo por lo que dictó el récord con elque terminaron la temporada, y no la siembra que obtuvieron, y son los mejoresporque supieron hacer frente y pasar exitosamente todos los obstáculos que aparecendurante un juego de playoffs, desde la presión interior y exterior hasta lossofisticados planes de juego de sus rivales.

Denver y Nueva Inglaterra terminaron con las dos mejoresmarcas de la Conferencia Americana y como locales jugaron como los líderes quefueron durante la campaña. Seattle y San Francisco no fueron los sembrados 1-2de la NFC, pero en cuanto al récord que compilaron sí lo fueron y así sedesempeñaron como local y como visitante, respectivamente.

Ahora ya hay 28 equipos que son simples espectadores delos cuatro que jugarán el domingo en las Finales de Conferencia, luego de quelos Broncos, Patriotas, Halcones Marinos y 49’s mostraron que sí hubodiferencias entre unos y otros. 

San Francisco

Muchos blancos qué parar

El primer obstáculo que enfrentaron fue jugar comovisitantes, frente a unas Panteras de Carolina que buscaron tener otra ventajasicológica con el exceso del juego físico. Esa táctica buscaba amedrentar a unaofensiva con demasiados blancos que cubrir: un quarterback de buen brazo ycorredor, Frank Gore en el backfield y tres receptores arriba del promedio(Michael Crabtree, Anquan Boldin y Vernon Davis). Colin apenas sumó 15 yardaspor tierra una semana después de que logró 98, ya que no le dejaron espacioslibres para correr pero sí los hubo para lanzar, aunque tuvo que ser paciente.Vernon Davis y Michael Crabtree fueron bien limitados al solo concretar cuatrorecepciones (una de Davis y tres de Crabtree) de los 11 pases que les enviaronpero Anquan Boldin aprovechó la atención que jalaron sus compañeros para acabarcon 136 yardas. Por la vía terrestre Frank Gore acumuló 84 yardas tras 17acarreos. El correcto análisis de lo que tuvieron enfrente les permitióexplotar los huecos que dejaron libres ya que tienen muchos blancos a laofensiva.

Denver

Acaparar el ovoide

Si es un veneno que les ha hecho mucho daño ¿por qué nole afectará también a su rival? Es algo conocido que una de las claves paravencer a Denver es dejar el mayor tiempo posible en la banca a Peyton Manning,una táctica que siguieron los Broncos para vencer a San Diego. Los Cargadoreshabían ganado cinco encuentros en fila y la clave había sido el dominar eltiempo de posesión del ovoide frente a Gigantes, Denver, Oakland y Kansas City,quedándose abajo solo en el duelo con Cincinnati (30:32 frente a 29:29). Peroel domingo Denver acaparó el balón y logró vencerlos ya que dejó fuera alprincipal protagonista del cuarto mejor ataque por aire de la NFL. Ladiferencia en la posesión en el duelo dominical fue 35:27 frente a 24:33 lo quehizo que Philip Rivers pasara mucho más tiempo fuera del emparrillado del quenecesita para hacer daño y eso provocó ineficiencia en su ataque, que tardó enencontrar su ritmo. Al terminar tres cuartos apenas tenían 79 yardas totalestras realizar solo 31 jugadas y Rivers había lanzado 12 pases, siete completosy cinco incompletos. Aunque en el último cuarto finalmente pudieron despertar yanotaron 17 puntos, ya no le alcanzó. Jimmy Graham

Seattle

Minimizar al rival

¿Cómo puedes parar al segundo mejor ataque por aire de laliga que tiene como mariscal de campo al imparable Drew Bress? Quítale a sureceptor favorito y los meterás en problemas. Jimmy Graham terminó la temporadacon mil 215 yardas y 16 anotaciones, siendo un ala cerrado prácticamenteimparable, hasta que los Halcones Marinos lo anularon el sábado al dejarleatrapar solo un pase que fue de ocho yardas, después de que le lanzaron seisveces. Al bloquearle esta arma se volvieron predecibles y menos potentes,aunque Marques Colston terminó con 144 yardas y una anotación tras atrapar 11pases. Detrás de él estuvo Robert Meachem con 69 yardas (75 menos que Colston)en dos recepciones, Darren Sproles con 32 yardas, Josh Hill con 23, Lance Moorecon 20, Khiry Robinson con 13 y Graham con ocho. Por tierra nunca fueron unafortaleza (número 25 de la liga) y en un juego de playoffs, este hecho no iba acambiar, terminando con 108 yardas, nada qué presumir.

Nueva Inglaterra

Adaptarse a las circunstancias

Patriotas llegó a la temporada 2013 sin sus cinco mejoresreceptores de la campaña anterior y, al no haber llenado sus huecos con widereceivers de nivel, dejó de ser una fortaleza. Pero eso no fue un impedimentopara encontrar la forma de ganarle a Indianapolis. El tener como quarterback aun seguro miembro del Salón de la Fama los pone en una posición privilegiada,ya que Tom Brady encontrará la forma de mover al equipo y mientras todospensaban que buscarían ganar por medio del juego aéreo, basaron su ofensiva enun efectivo y desgastante ataque terrestre. Los miembros del backfield de losPatriotas se combinaron para correr 234 yardas y para anotar en seis ocasiones,encabezados por Legarrette Blount, quien acabó el duelo con 166 yardas y cuatroarribos a la zona prometida. Brady concluyó el duelo solo con 13 envíoscompletos (su menor cantidad en la temporada) de los 25 que intentó para 198yardas sin tener pase de anotación (tercer juego en la temporada sin TD).