El silencioso descenso de Peyton Manning

El arranque perfecto de los Broncos, con una defensa brillante, hace pensar que la franquicia es una de las mejores de la Liga. Sin embargo, ha empañado a Peyton Manning, quien acumula su peor arranque de temporada desde que llegó a Denver

Peyton Manning, quarterback de los Broncos de Denver.
Peyton Manning, quarterback de los Broncos de Denver. (AP)

Ciudad de México

Cuando el esquinero Chris Harris Jr. se escapó hasta las diagonales para darle una ventaja irremontable a los Broncos sobre los Raiders el domingo, el equipo ganó su quinto juego de la temporada y mantuvo su paso perfecto. Sin embargo y, a la par del festejo del cornerback, en la banca Peyton Maning respiraba hondo. Sí, debido a que el quarterback no dio un buen encuentro y, de hecho tampoco ha tenido una buena temporada. Prueba de ello, es que registra su peor inicio de temporada desde que llegó a Denver.

Manning, en los primeros cinco partidos de esta campaña, registra seis pases de anotación, siete intercepciones, mil 234 yardas por aire y ha sufrido 12 capturas. Cifras que son las más bajas desde que llegó en Denver en 2012.

Incluso, en lo que respecta a los envíos de touchdown, el quarterback acumula su peor arranque de campaña en una década. Ya que, en 2005 tuvo un desempeño igual al de la presente temporada, ya que en cinco compromisos apenas había celebrado en seis ocasiones.

Pero si Peyton sufre del arranque más bajo en su estancia con la franquicia de Colorado... ¿por qué no es blanco de críticas? La respuesta cae en el resultadismo. Broncos cuenta con una defensiva de élite que los ha sacado flote, como fue la misma intercepción de Harris Jr., que significó amarrar la quinta victoria en fila a Denver y, que de paso distrae la atención del pésimo arranque del futuro integrante del Salón de la Fama.

"Necesitamos jugar mejor ofensivamente, necesitamos hacer nuestro trabajo de algún modo, de alguna forma. Se trata de ayudar a los Broncos a ganar", señaló Manning en conferencia de prensa. "Pero no hay duda, en el ataque, ciertamente tenemos que jugar mejor. Vamos a seguir comprometidos con esto y todos necesitamos intentar hacer un mejor trabajo y eso comienza conmigo".

Disminuyó su efectividad

Además de que los números acusan a Manning de haber bajado su rendimiento, hay otra estadística en la que también descendió: los pases intentados y completados. El egresado de la Universidad de Tennessee completó 120 envíos de 189 intentados, cifra más baja que los 130 completos de 197 intentados en 2012, 150 envíos realizados con éxito de 198 intentos en 2013 y de los 127 realizados de 191 del año pasado.

Además, esta disminución no solo se debe a una cuestión de precisión. Si no que, también tiene que ver que en varias ocasiones al quarterback se llega a quedar corto con sus envíos, situación que le pasa con recurrencia desde que llegó con los Broncos y que superó una operación de cuello.