Peyton no tiene prisa

Una recomendación de Tony Dungy fue lo que llevó a Manning a esperar para anunciar qué sucederá con su futuro 

Peyton Manning
Peyton Manning (Reuters )

Santa Clara, California

Le han dado muchos consejos, escuchó y respondió muchas veces la pregunta sobre si se iba a retirar, y cuando se la volvieron a hacer en el momento más especial del Super Bowl, cuando tomó el Vince Lombardi en el podio, tampoco quiso dar una respuesta. Así que el futuro de Peyton Manning sigue siendo una incógnita.

“Ha sido una semana muy emocional, fue un juego muy emotivo, pero tengo que bajar a besar a mi esposa y abrazar a mis hijos, platicar con ellos y disfrutar esto. No quiero tomar una decisión sobre esto ahora”, es lo primero que dijo Peyton tras el triunfo de los Broncos.

Y no quería tomar una decisión en un momento tan emotivo por una recomendación, un consejo que vino de quien era su head coach cuando fue campeón en la NFL por primera vez.

"Hablé con Tony (Dungy) y me dijo, 'tengo que hablar contigo'", explicó Peyton. "Me dijo que había hablado con Dick Vermeil y Bill Cowher y que le habían dicho que lo mejor es no tomar una decisión cuando se está pasando por un momento muy emocional, que es bueno dejar que las cosas se calmen.  Ha sido una semana muy emocional, fue una noche muy emotiva, y el festejo apenas empieza. Quiero celebrar con mis amigos y mi familia y ya después de eso me tomaré un tiempo para pensar las cosas. Voy a tomar las cosas con calma".

Con sus 39 años Peyton se convirtió en el quarterback de mayor edad en ser campeón de la NFL, tras una campaña donde se perdió seis juegos por una lesión, y donde tuvo números discretos.