Peterson jugará contra Santos

Los Vikings de Minnesota activaron a Adrian Peterson a pesar de que está acusado de pegarle a su hijo y dijeron que jugará el domingo contra los Saints de Nueva Orleáns

Adrian Peterson
Adrian Peterson (Ap)

MINESSOTA, Estados Unidos

Los dueños de los Vikings Zygi y Mark Wilf hicieron el anuncio el lunes, un día después de que Peterson fuese dejado en el banco en un partido que el equipo perdió 30-7 con los New England Patriots. La medida fue tomada luego de que el jugador fuese acusado de abuso de menores por pegarle a su hijo con la rama de un árbol.

El abogado de Peterson dijo que el jugador simplemente estaba disciplinando a su hijo y no quiso lastimarlo en ningún momento.

El equipo aseguró que toma el caso muy en serio, "como lo demuestra el hecho de que inhabilitamos" a Peterson para el duelo del fin de semana pasado y que analizó a fondo el tema. Pero agregó que esperará a que el proceso legal siga su curso antes de tomar una decisión final.

"En este momento estimamos que hay que dejar que el proceso siga su curso y permitir que el sistema legal proceda, para que podamos llegar a las conclusiones más pertinentes y determinar las medidas a tomar", señalaron los Wilf en un comunicado. Insistieron en que es un tema complejo y que "lo más apropiado en este momento es dejar que el proceso judicial siga su curso".

El abogado de Peterson difundió un comunicado el viernes diciendo que su cliente admitía que le había pegado a su hijo para disciplinarlo, del mismo modo que sus padres hacían con él. Acotó que Peterson estaba colaborando con la investigación y no iba a maltratar a su hijo.

Horas después los Vikings decidieron dejarlo en el banco ante los Patriots. Obraron así seguramente presionados por las críticas que recibió la NFL en relación con su manejo del caso de violencia doméstica en que se vio involucrado el running back de los Baltimore Ravens Ray Rice.

A diferencia de ocurrido en el 2011 con el cornerback Chris Cook, los Vikings decidieron activar de nuevo al jugador.

Cook fue suspendido por el equipo, con goce de sueldo, luego de ser arrestado por pegarle a su novia y se le prohibió participar de las actividades del equipo mientras durase su proceso. Cook se ausentó de diez partidos y finalmente fue absuelto. Nunca fue sancionado por la NFL y jugó dos temporadas más con los Vikings antes de ser transferido a los 49ers.

En caso de ser hallado culpable de maltratar a su hijo, Peterson podría ser suspendido por seis partidos por la NFL bajo las nuevas normas fijadas después de que el comisionado de la liga Roger Goodell admitiese que no había sido lo suficientemente duro en el castigo inicial de Rice, quien fue suspendido por dos partidos.

Al circular un nuevo video que muestra a Rice dándole un puñetazo a su entonces prometida, la NFL lo suspendió por tiempo indefinido y los Ravens le rescindieron el contrato.