Los Patriotas siguen siendo favoritos

Pasan los años y los Pats continúan como un conjunto estelar; desde hoy, aperten un sitio a playoffs para ellos 

Patriotas en el Estadio Gillette
Patriotas en el Estadio Gillette (Reuters)

Ciudad de México

Podrían no tener el roster más sólido de la AFC, han estado inmiscuidos en varios temas extracancha en los últimos años y han perdido a jugadores en posiciones clave cada temporada, pero la dupla Bill Bellichick-Tom Brady es su­ficiente para que un equipo en el papel nada extraordinario, gane y esté en playoffs.

Patriotas ha cali­ cado a postemporada en 11 de las últimas 13 campañas y el 2014 la costumbre no se romperá, ya que solo una lesión que deje fuera al mariscal de campo (como pasó en 2008) lo dejará a merced de Búfalo, Jets o Miami. Si eso no pasa, ganarán su sexta corona de la División Este.

Uno se acostumbra a que cada temporada Brady debe de tener estadísticas escandalosas, pero los que serían buenos números para otros quarterbacks, parecen cifras pobres para Tom, aunque no lo sean. El mariscal movió a la ofensiva para que ganaran 12 encuentros terminando con cuatro mil 343 yardas, 25 pases de anotación y 11 intercepciones, y aunque están por debajo de lo que ha hecho en las últimas cinco campañas, él hace al equipo contendiente, otra vez. Terminaron con el noveno mejor ataque por tierra del 2013 y el décimo por aire, ese es el balance que Brady le dará este mismo año.

Danny Amendola, Rob Gronkowski y Julian Edelman encabezarán el ataque aéreo del conjunto, tal y como lo hicieron la temporada anterior, pero si algo caracteriza a la ofensiva de los Pats, es que su abanico de opciones es amplio. Brady le lanzó un pase a 14 receptores.

Aunque muchos apuntan a que la edad del mariscal de campo (37 años) lo hace entrar en la etapa de la decadencia, pero una de las razones que provocaron números de un mortal, fue que sufrió la mayor cantidad de capturas desde su primer año como titular (2001). Brady fue atrapado atrás 40 ocasiones, luego de que en los últimos cinco años solo había sido capturado 16, 25, 32 y 27.

Como Tom se suele llevar toda la atención siempre, la ofensiva terrestre pasa a segundo término, y eso les quita presión. Stevan Ridley es la primera opción del back­field y buscará ser el primer corredor desde 2006 que encabeza la ofensiva por tierra del equipo tres campañas al hilo (el último fue Corey Dillon).

Mientras casi no hicieron cambios al ataque, en la defensiva taparon los huecos que tenían y los 21 puntos promedio que permitieron bajarán.

La secundaria se reforzó, ya que la salida de Aqib Talib los hizo moverse, y no solo llegó Darrelle Revis sino también Brandon Browner. Buscando que su centro de gravedad no falle, seleccionaron en primera ronda del Draft a Dominique Easley, quien alternará lugar con Tommy Kelly, en una línea defensiva completada por Vince Wilfork, Rob Ninkovich y Chandler Jones. Detrás de ellos hay uno de los mejores tríos de linebackers: Jamie Collins, Jerod Mayo y Dont'a Hightower.

El 2002 fue el último año en que no ganaron más de 10 juegos, y eso se debe a que el Gillette Stadium es una fortaleza, donde ganaron nueve encuentros en 2013, así que sus tres rivales divisionales y Oakland, Cincinnati, Chicago, Denver y Detroit, saben que casi es una misión imposible ganarles en su estadio.