Pachuca es CU; Pumas sofoca a Águilas Blancas

En el duelo más peleado de los últimos cuatro años, los felinos del Pedregal sufrieron, se adueñaron y vencieron 16-6 en el Clásico Estudiantil a la escuadra del Instituto Politécnico Nacional

Jugadores de Pumas celebran la victoria
Jugadores de Pumas celebran la victoria (Santiago Chaparro )

PACHUCA, Hidalgo

Lo que parecía un día de campo para los auriazules, fue un duro encuentro. En un duelo de defensivas y en un auténtico Clásico Estudiantil, Pumas CU derrotó 16-6 a Águilas Blancas en el Estadio Hidalgo de Pachuca, para alargar su racha a 22 encuentros sin derrota contra alguna de las instituciones del Instituto Politécnico Nacional.

El encuentro se fue calentando con los 'huelums' de los del aficionados del Politécnico, quienes fungieron como locales, y de los 'goyas' de la parcialidad puma. Esas voces eran el preludio del buen encuentro que se avecinaba en el Hidalgo. Y así fue...

El partido

En el emparrillado, Pumas CU salió con un combinado del primer y el segundo equipo, con la comodidad de ya estar calificados a la postemporada; Águilas Blancas, presentó su cuadro titular, ya sin esperanzas de playoffs, pero con la motivación de disputar un Clásico Estudiantil.

Pronto, el partido tomó tintes defensivos. En ninguna de las primeras dos ofensivas de ambas escuadras pudo avanzar en el terreno de juego y terminaron por despejar. Aunque, cabe señalar, el cuadro del Instituto Politécnico Nacional tenía más ímpetu en el terreno de juego.

Y eso se notó, cuando la ofensiva del IPN dominaba a Pumas con jugadas optativas, lideradas por el quarterback Marco Antonio García, quien llevó hasta la yarda 7 de su terreno al cuadro bicampeón de la ONEFA, quién sufría cuando las jugadas se rompían.

Sin embargo, cuando mejor jugaba el Politécnico y después de la expulsión del safety libre Vladislav Saranedialkov, vino el error. García mandó un pase que encontró las manos del 'Free Safety' Carlos Soria, quien le regresó el ovoide hasta campo del rival. Rafael Arenas, quarterback del equipo del Pedregal, condujo la ofensiva que terminó coronando, con un pase de ocho yardas a las diagonales, al receptor Josué Esquivel para adelantarse 6-0, ya que Alan Paoli falló el punto extra.

Los de guinda y blanco no se desanimaron y siguieron con su ofensiva optativa. Les rindió frutos, cuando agonizaba el segundo cuarto, ya que el mismo García arrastró a la defensiva puma desde su yarda tres hasta la uno de su terruño. Luego, terminó su obra con un acarreo de una yarda por el centro para emparejar el cotejo, ya que también el pateador de los emplumados falló el punto adicional.

Pero el coach de Pumas CU, Raúl Rivera, es un experto manejando la ofensiva de dos minutos y lo demostró ya que rápidamente los auriazules condujeron un ataque hasta la yarda tres con un minuto y cuatro segundos. La cual terminó con un gol de campo de 20 yardas del pateador Alan Paoli para dejar el cotejo 9-6 al descanso.

Para el inicio de la segunda mitad, siguió la tónica defensiva del juego, aunque el ataque de Pumas CU lucía aceitado. Sin embargo, los equipos especiales del IPN dieron otro golpe al bloquear un intento de gol de campo de 29 yardas del mismo Paoli. Así finalizaría el tercer cuarto.

En el inicio del último periodo, Pumas cansó a la defensiva guinda y blanco. El ataque terrestre de la dupla de Irving Alamilla y Alan Rosado dio resultados y sería el mismo Rosado quien se metería a la zona de anotación con un acarreo por el centro de una yarda, para poner el electrónico 16-6 y distancia en el marcador en favor de los felinos.

Pumas CU mostró sus carencias con los castigos (cometió nueve; incluidos cuatro faltas personales y la expulsión ya citada), lo cual los privó de sacar más puntos a su favor; Águilas Blancas no pudo remontar la diferencia.

Al final, Pumas CU acumuló su quinta victoria en la temporada regular por solo descalabros y se enfilan a la postemporada contra los Leones Anáhuac de Cancún; Águilas Blancas, por su parte, terminó con foja de dos éxitos y cinco derrotas sin posibilidad de playoffs, pero sí con la esperanza de que el programa camina en el sendero adecuado y, la prueba, fue el duelo que presentaron hoy en el Estadio Hidalgo.