NFL 2014 Playoffs: Las nuevas dinastías

Los equipos que jugarán la ronda divisional acumulan 43 apariciones en tal instancia desde 2002; Patriotas, Potros y Seattle, los invitados más frecuentes

Ciudad de México

No es obra de la casualidad. Los ocho equipos que el fin n de semana disputarán la ronda divisional no son nada nuevos en esta etapa, ya que su buen trabajo dentro y fuera de los emparrillados los ha llevado lejos constantemente en las últimas campañas, estando en 29 de los 44 juegos donde se ha peleado el pase a la final de conferencia desde el 2002.

La NFL ha estado marcada por distintas dinastías que van escribiendo su nombre en cada década, y desde 2002 son tres equipos los que han establecido una diferencia con el resto de franquicias, y su constante presencia en la ronda divisional es una muestra de ello.

Nueva Inglaterra, Indianápolis y Seattle acumulan 22 encuentros en esta ronda desde que se dio la realineación de las divisiones, y estarán de nuevo en el emparrillado en la segunda semana de los playoffs.

Los Patriotas se han erigido como la escuadra más dominante en los últimos 12 años, al haber obtenido su noveno boleto para el juego divisional en ese lapso, superando las siete participaciones que presumen los Potros y las seis de los Halcones Marinos.

La fórmula Brady-Bellichick volvió a ser efectiva en un año en el que las dudas los invadieron al perder a sus cinco mejores receptores de 2012, pero aun así ganaron la División Este y se quedaron con el asiento de segundo sembrado de la AFC. Llegan a su encuentro frente a Indianápolis presumiendo una marca de 6-2.

El avión de los Potros vuelve a aterrizar en la pista divisional después de tres temporadas de ausencia, y aunque presume seis vuelos al mismo terreno desde 2002, todos fueron bajo el comando de Peyton Manning. Ahora el que llevó el control de la aeronave fue Andrew Luck. La marca en ronda divisional es de 3-3.

Los Halcones Marinos se han convertido en una potencia de la Conferencia Nacional, al llegar a confirmar su nombre en la exclusiva lista de invitados por sexta vez, y al margen de su experiencia en este tipo de fiestas, no tienen nada qué presumir con un récord negativo de 1-4.

A pesar de que estos tres conjuntos son viejos conocidos en estos gélidos e inhóspitos lugares de la postemporada, los otros cinco escuadrones que los acompañarán en la lucha sin cuartel también tienen experiencia reciente.

San Diego está en su quinto juego divisional, mientras Nueva Orleans, San Francisco, Carolina y Denver llegarán a cuatro. Al tratarse de encuentros sin margen de error, donde el triunfo te manda a la final de conferencia y la derrota te deja fuera, la experiencia es un factor que llega a tener mucho peso, y sobre el emparrillado habrá 43 juegos divisionales acumulados.