Newton: Cuando perder no enseña nada

El quarterback mostró una actitud infantil tras la derrota en el Super Bowl 50 y fue la peor estampa de una derrota donde fue matratado y nunca encontró su ritmo

Cam Newton, quarterback de los Carolina Panthers
Cam Newton, quarterback de los Carolina Panthers (AP)

CIUDAD DE MÉXICO

La historia tendrá que esperar para Cam Newton, pues a pesar de que ya puede presumir un título colegial nacional con Auburn, un trofeo Hiessman y el MVP de la temporada 2015, el Vince Lombardi no estará en las vitrinas de las Panteras de Carolina esta semana,

Su reacción tras la derrota ante los Broncos de Denver fue infantil, rayando en lo patético, con la capucha puesta y el rostro desencajado se sentó en el podio número 4 para comparecer ante los medios de comunicación, pero difícilmente dio una respuesta.

“Entregamos el balón, dejamos que nos capturaran, lanzamos malos pases y así es esto. Hicieron más puntos que nosotros”, dijo muy molesto.

Dicen que las derrotas enseñan mucho y ayudan a crecer pero para Newton esta lo aleja de su propia grandeza, otros quarterbacks extraordinarios han perdido y no hicieron escenas de esa naturaleza, del otro lado estaba el mejor ejemplo, Peyton Manning, quien perdió más partidos de playoffs que nadie, pero se va con otro anillo de campeón. Cam tiene casi ocho meses para madurar y aprender a perder.

“Vamos a regresar”, respondió todavía más molesto ante los cuestionamientos de algunos reporteros que perdíamos el tiempo esperando una reacción.

Gestos y monosílabos fueron los siguientes pasos al tiempo que su rostro se alejaba cada vez más del micrófono, llegaban preguntas lógicas como el mensaje del coach Rivera tras el encuentro.

“Nos dijo muchas cosas”, esbozó. Menos de dos minutos después de haber tomado asiento ofreció disculpas y se levantó de su silla para regresar al vestidor; extraña despedida para un jugador que tuvo un año excepcional, como el de Cam Newton.