A dejar atrás malas campañas

Después de tres años seguidos sin calificar y con equipo sano, Gigantes espera regresar a los primeros lugares

NY Giants
NY Giants (AP)

Ciudad de México

La del 2015 podría ser la última de Tom Cooughlin al frente de los Gigantes, y es que luego de tres años sin playoffs y apenas dos en los últimos siete, la directiva le ha exigido regresar a los primeros lugares.

En descarga del exitoso head coach, lesiones de jugadores importantes han sido clave para ligar dos campañas perdedoras. En 2014, Víctor Cruz, Rashad Jennings y Jon Beason se perdieron buena parte del calendario, por lo que con plantel sano y el regreso de Steve Spagnuolo como coordinador defensivo, la luz puede volver a Nueva York.

La ofensiva, ya con un año más de conocimiento del esquema de Ben McAdoo, será comandada por Eli Manning, quien en el certamen reciente recuperó su toque al completar 63.1% de sus pases (marca personal) y sufrir solo 14 intercepciones (en 2013 tuvo 27).

Gigantes sufrió para correr el balón, fue la ofensiva terrestre 23 de la Liga. Ahora regresa Rashad Jennings, a quien las lesiones lo limitaron a 11 juegos en su primer año en el equipo, se alternará con Andre Williams, quien en su campaña de novato sumó 721 yardas aunque su promedio por acarreo fue de apenas 3.3. Un buen aporte para correr por fuera y atrapar pases será Shane Vereen, quien llega de Patriotas La fuerza en el ataque neoyorquino son sus receptores.

Odell Beckham Jr. tuvo una actuación espectacular en 2014 con 91 recepciones, 1,305 yardas y 12 TD en 12 encuentros, y vaya dupla que conformará con Víctor Cruz, quien se reintegra tras perderse 10 juegos por una lesión en la rodilla. El grupo lo complementa Rueben Randle, quien seguirá mejorando en su tercer año. Como ala cerrada se mantiene Larry Donnell.

Durante el receso, la línea ofensiva perdió al tacle Will Beatty (pecho), de ahí que su primera selección de este año, Ereck Flowers, se encargará de proteger el lado ciego de Manning, moviendo a Justin Pugh como tacle derecho.

En los frontales no estará Jason Pierre-Paul, líder del equipo en capturas con 12.5, quien perdiera el dedo índice derecho al jugar con fuegos artificiales, él dice estar listo para reintegrarse, pero su estatus es incierto, de ahí que Robert Ayers y Cullen Jenkins llevarán ahora la batuta, en una defensiva que permitió 135 yardas en promedio por tierra.

Entre los apoyadores, una lesión en el pie provocó que Jon Beason solo jugara cuatro duelos en 2014. Ya de regreso, él será el líder de esa unidad, junto a Devon Kennard, quien lo hizo bien en su año de novato y J.T. Thomas, quien llega de Jaguares.

En la secundaria, vuelve como esquinero Prince Amukamara (bíceps), del otro lado Rodgers-Cromartie debe subir su nivel, mientras para cubrir la partida de Antrel Rolle como FS aparecerá Nate Berhe, y el novato Landon Collins será el otro profundo.

En los equipos especiales, la llegada de Dwayne Harris los hará peligrosos en los regresos y el veterano Josh Brown viene de una campaña en la que solo falló dos de 26 goles de campo.