Acereros: como locales, no

En 2015 se cumplieron diez años de la última ocasión que la NFL jugó en México, por lo pronto, ya hay indicios de algunos equipos que no serían locales en nuestro país de cara a un posible regreso, Pittsburgh, por ejemplo

Acereros de Pittsburgh
Acereros de Pittsburgh (Reuters )

Ciudad de México

La NFL se sigue acercando a México, y, a pesar que aún no hay fecha ni equipos confirmados, hay indicios de las escuadras que no serían locales, por ejemplo los Acereros de Pittsburgh, que por compromisos con su estadio no perderían una fecha, de acuerdo con Arturo Olivé, director de la Liga en el país.

"Lo que hemos escuchado de la organización es que no hay nada definido y hay algunos que tienen las manos atadas por sus contratos con los estadios, como me lo comentó la gente de Pittsburgh; sin embargo, eso no quita que haya interés, nos da gusto que hayamos sido recibidos con tanto interés por los equipos, para que cuando sea el momento de definir quiénes vengan, sepan a lo que viajarán", explicó a La Afición.

Los Acereros, que juegan en ese estadio desde 2001, firmaron un convenio de 20 años y 57 millones de dólares con la empresa Heinz para que el inmueble lleve el nombre del consorcio, por lo que esto complica que la franquicia sacrifique un juego como local para venir a México.

No obstante, Olivé dejó en claro que ni Pittsburgh, ni algún otro equipo de la Liga está descartado, ya que podría venir como visitante:

"No digo que esté lejana o cercana, (Acereros) es una opción como todas las demás, estamos haciendo ese trabajo de promoción con todos (los equipos de la NFL), en los últimos años como oficina de la Liga en México y a través de las actividades que hemos desarrollado".

Sobre los comentarios de Jerry Jones, propietario de los Vaqueros de Dallas, quien hace unas semanas criticó el césped del estadio Azteca de cuando el equipo texano vino a jugar una serie de partidos de pretemporada en la capital mexicana hace más de una década, el titular de la NFL en México catalogó como injustas estas palabras.

"Eso fue hace tanto tiempo que no me parece un comentario justo, hemos revisado con los expertos de la Liga el pasto del Azteca, el del Olímpico de CU y se han ido muy tranquilos con la superficie de juego; hay que entender al señor Jones, fue un partido de pretemporada, en época de lluvia; el día anterior había llovido a cántaros, la cancha era un lodazal y fue la imagen que se llevó, pero en cualquiera de los casos, tenemos cuerpos de mantenimiento y jardinería profesionales y es un tema que no le preocupa a la NFL".

Olivé expresó que la semana pasada viajó a Estados Unidos para seguir con los pasos necesarios para lograr que la Liga regrese a México, y puede haber noticias acerca de este tema, después del Super Bowl, del 7 de febrero en Santa Clara, California.