Domingo de retos

Al llegar a la Semana 13, los resultados tienen más peso en los planes de los equipos rumbo a playoffs; para los contendientes hay obstáculos grandes 

Jimmy Graham de Halcones Marinos ante los Acereros
Jimmy Graham de Halcones Marinos ante los Acereros (Reuters )

Ciudad de México

El líder corredor de la NFL no solo busca seguir aumentando su cuenta, sino que su equipo se mantenga como líder de la División Norte. El único conjunto invicto tendrá un rival con muchas debilidades, pero con la tercera mejor ofensiva para mover el balón. Un veterano mariscal de campo busca su quinto triunfo al hilo como titular contra un conjunto que, tras sufrir lesiones de sus quarterbacks, sigue muy metido en la lucha por llegar a playoffs. El equipo más embalado de la AFC con cinco victorias al hilo, busca dar un paso más en su sorprendente recuperación frente a un odiado rival divisional. Así pinta el domingo en cuatro duelos.

Al llegar al primer fin de semana de diciembre las oportunidades se terminan, ganar o perder marcará el destino del equipo y con cinco semanas aún por jugar, todo aumenta su valor, todo se vuelve más difícil. Y así será para ocho equipos.

Adrian Peterson está en camino a ser el Regreso del Año y a llevar a los Vikingos de Minnesota a su primera aparición en postemporada desde 2012, van por buen camino para hacerlo, pero deben mostrar que están su motor está hecho con material para jugar playoffs, y recibir a Seattle es una buena forma de mostrar sus caballos de fuerza.

Con sus mil 164 yardas, Peterson es el líder corredor de la NFL y ha resultado una bujía que complementa un motor con un efectivo Teddy Bridgewater y una defensiva que apenas permite 17.6 puntos por juego (la #2 de la NFL). En la pista tendrán como contendiente a un Seattle que no es el mismo bólido imparable, pero que empieza a recordar lo que podía y sabía hacer.

Con la presión de Green Bay tras su milagroso triunfo del jueves en Detroit, los Vikingos deben mostrar que en esta temporada ya saben ganar en diciembre, luego de que no habían sido líderes del pelotón Norte a estas alturas desde 2009, teniendo un récord de 12-12 en este mes de 2010 a 2014. Peterson volverá a ser clave hoy y faltará ver qué hace frente a la quinta mejor defensiva contra la carrera, la que permite solo 9 yardas por duelo. AP viene de un juego de 158 yardas y dos anotaciones frente a Atlanta, el cuatro duelo al hilo donde logra TD.

"Solo voy y me enfoco en hacer mi trabajo y ayudar a mi equipo a ganar", dijo Peterson. "Las estadísticas y logros las veré después, ahora mi enfoque está en otra cosa".

Y esa otra cosa se llama Seattle. El equipo ha perdido poder, su máquina no es tan poderosa, pero con el transcurso de los juegos y de una buena afinada, está recuperando su calidad. Han ganado cuatro de los últimos cinco y solo han permitido 117 yardas terrestres en sus victorias sobre San Francisco y Pittsburgh. En el otro lado de la moneda, veremos qué hace la impenetrable carrocería morada contra una ofensiva de los Halcones Marinos que ha anotado 100 puntos en tres juegos (32 vs Arizona, 29 vs San Francisco y 39 vs Pittsburgh).

EL OBSTÁCULO PARA EL 12-0

Carolina es el único invicto y es porque su escuadra ha encontrado un gran balance: buena ofensiva y buena defensiva. Hoy no parece haber problema para que superen los 30 puntos promedio que tiene hasta ahora. Cam Newton, Jonathan Stewart, Greg Olsen y compañía son una máquina de anotar por aire y por tierra y le pasarán por encima a la peor defensa de la liga (30 puntos por duelo). El reto será que su defensiva saque del campo a Drew Brees, quien tiene al tercer ataque que más yardas consume por choque (304) y que sabe consumir el reloj, punto clave para aspirar a vencer a Panteras.

CAROLINA (11-0)

Una victoria o una derrota de Atlanta le dará el título de la División Sur; perder no afecta su futuro.

NUEVA ORLEANS (4-7)

Un triunfo en casa no solo le ayudará a levantarse, sino que mantendrá viva la esperanza de llegar a playoffs; perder lo deja casi eliminado.

UN GRAN RETO PARA AMBOS

En ninguno de los dos equipos pensaban en la pesadilla de sufrir lesiones en su quarterback. Ambos las han experimentado y se las han ingeniado para llegar a este duelo con marca de 6-5, pero se enfrentarán con dos realidades. Pittsburgh tendrá a su QB titular, Ben Roethlisberger, mientras que los Potros van con el veterano de 40 años, Matt Hasselbeck, quien está 4-0 como abridor. Matt viene de vencer a Tampa Bay con 315 yardas por aire y dos pases de anotación.

El reto de ambos es que su QB marque la diferencia, aunque Pittsburgh tendrá más apoyo de su defensiva, que debe parar a uno de los mejores en conversiones de tercera.

PITTSBURGH (6-5)

Hoy día, estaría fuera de playoffs, de ganar seguirá en el mismo grupo de punteros, perder no los elimina, pero sería doloroso.

INDIANÁPOLIS (6-5)

Líder del Sur empatado con Houston; sí gana, seguirán con el pase en la mano.

EL RETO DE VIEJO CONOCIDOS

La historia de los dos es distinta, pero el resultado los afecta por igual. Kansas City se levantó de un 1-5 y ahora lleva cinco victorias al hilo. Alex Smith no ha cometido errores graves y Spencer Ware ha cubierto el hueco de Jammal Charles, y ellos buscarán no solo seguir a la caza del boleto de comodín, sino que dejarían casi fuera a un rival divisional. Oakland ha navegado entre altas y bajas. Su ofensiva ha mostrado ser competente y explosiva cuando tiene las vías para atacar por tierra y por aire, sumando 24 puntos por duelo, pero Kansas se ha mostrado sólido con 20 tantos permitidos.

KANSAS CITY (6-5)

Un triunfo lo mantendrá entre los comodines; caer no solo los hace perder ventaja, sino que le da la oportunidad a Raiders de seguir en la pelea.

OAKLAND (5-6)

Ganar lo mantiene luchando por ser comodín. Caer, aunque no los elimina, le pone las cosas muy graves.