Sin casa propia y con coaches nuevos

Con Mike Zimmer al frente, otra etapa comienza en Minnesota, aunque por ahora no habrá mucha mejoría

Minnesota frente a Dallas
Minnesota frente a Dallas (Reuters)

Ciudad de México

Leslie Frazier no pudo terminar con la malaria en Minnesota y ahora la responsabilidad recayó en Mike Zimmer, quien tendrá su primera experiencia como entrenador en jefe luego de que en las pasadas 14 temporadas fungiera como coordinador defensivo en Cincinnati, Atlanta y Dallas. Zimmer se hizo de los servicios de Norv Turner, quien se encargará de la ofensiva, y de George Edwards, quien trabajará con la defensiva.

Vale la pena mencionar que en las dos siguientes campañas los Vikingos jugarán en el TFC Bank Stadium, un inmueble al aire libre, mientras concluyen las obras de su nuevo estadio. Un dato nada alentador es que Minnesota tiene marca de 16-58-1 en los 12 últimos años cuando no juega en domo.

Urge que la ofensiva tenga un líder, la temporada anterior tres pasadores dirigieron los controles: Christian Ponder, Matt Cassel y Josh Freeman. Zimmer reveló que Cassel será su QB titular, aunque tendrá la presión del novato Teddy Bridgewater.

En su momento Cassel vivió buenas campañas con Minnesota y Kansas City, pero no ha podido consolidarse como un pasador de respeto, mientras que el lado oscuro de Bridgewater es que sus críticos aseguran que su carácter no lo ayuda a hacer equipo y mucho menos para ser un líder.

Mención aparte merece su estelar corredor, Adrian Peterson, sin duda uno de los mejores en la Liga y quien en su trayectoria solo una vez no ha superado las mil yardas (2011) y eso porque las lesiones lo limitaron a 12 partidos. Sería una lástima que este gran atleta se uniera a la lista de legendarios RB´s que se retiran sin un anillo de Super Bowl. Por cierto, ayer se ventiló una conversación que sostuvo con Jerry Jones, diciéndole que le gustaría jugar con los Vaqueros de Dallas.

El cuerpo de receptores no espanta a nadie, Greg Jennings no fue ni la sombra del jugador que brilló en Green Bay, mientras que en su año de novato Cordarrelle Patterson tardó en carburar, pero demostró que se puede con­ ar en él, amén de ser un gran regresador de patadas.

A la defensiva Linval Joseph, quien llega de Gigantes, y Everson Gri‑ en tendrán la complicada misión de llenar los huecos dejados por Jared Allen y Kevin Williams. El novato Scott Crichton también recibirá mucho juego.

La primera selección del equipo fue el linebacker Anthony Barr, egresado de UCLA, de grandes virtudes para presionar al quarterback, él apoyará a Chad Greenway, líder del equipo en tacleadas e intercepciones, mientras que Jasper Brinkley, quien viene de Arizona, será el reponsable en la zona central.

Donde hay que trabajar mucho es en el perímetro, unidad que en 2013 fue la 31 contra el pase, de ahí el arribo de Captain Munnerlyn, quien ayudará mucho a Xavier Rhodes, quien cumplió como esquinero en su temporada de novato.

Minnesota va a mejorar, sin embargo tiene un inicio de calendario muy complicado, de ahí que no se ve factible que dejen este año el sótano divisional.