Scouting combine, examen sin consecuencias

Los mejores prospectos colegiales continúan mostrándose en el Combine


Las pruebas del combine
Las pruebas del combine (Especial )

CIUDAD DE MÉXICO

Desde el viernes y hasta el lunes, más de 300 prospectos universitarios con el sueño de llegar a la NFL presentan una especie de último examen en el Scouting Combine. Por cuatro días, los aspirantes a ser tomados en el Draft de abril muestran ante coaches y gerentes generales sus cualidades en pruebas específicas, aunque no siempre los resultados son concluyentes.

Divididos en cuatro grupos, los evaluados tendrá una jornada para enseñar, en un entorno controlado, lo que ya probaron en las canchas del futbol americano colegial. Aunque es visto por el público como el último casting, sus resultados tienen poca relevancia para los equipos a la hora del Draft, los buscadores de talento ya han estudiado a los jugadores en las universidades y conocen sus características.

Como escribió el liniero ofensivo de los Gigantes Geof Schwartz en el portal The Players: "Los equipos solo quieren ver cómo lidiarás con el estrés de tener una entrevista de trabajo de tres días". Sin embargo, el desempeño en el Combine o los antecedentes en el colegial no significan nada en la NFL.

Por ejemplo, Tom Brady, elegido en la posición 199 del Draft 2000, acaba de conseguir su cuarto título para convertirse en uno de los mejores de la historia. El año pasado, la primera selección global fue Jadeveon Clowney, en el Combine tuvo el mejor tiempo en las 40 yardas para un liniero defensivo con 4.53 segundos, fue segundo en salto vertical y en salto de longitud. Sin embargo, esas credenciales de poco sirvieron y Clowney tuvo un año de debut de pesadilla en la NFL, con apenas cuatro partidos disputados debido a lesiones y ahora hay dudas sobre si logrará brillar al máximo nivel.

Los siguientes elegidos en el Draft tampoco brillaron en su primer año, un ejemplo que los mejores del colegial y del Combine no tienen garantizada una carrera exitosa en la NFL.