Super Bowl: Los campeones de la década

Broncos de Denver se coronó en San Francisco y se unió a Pittsburgh, Chicago y Dallas como los campeones de la década en la historia de los Super Tazones

Los campeones de la década
Los campeones de la década (Especial )

Ciudad de México

Las bodas de oro del Super Bowl ya tienen ganador, luego de que Denver se coronara este domingo en el Levi's Stadium de Santa Clara, California.

Cada diez años el Super Bowl se sazona diferente, los 32 equipos que conforman la National Football League (NFL) redoblan esfuerzos con la intención de bordar sus nombres en las celebraciones en las que solo tres equipos se habían ganado ese derecho.

Peyton le ganó la partida a un errático y flamante MPV de la Liga Cam Newton, quien fue capturado en ocho ocasiones, dos de ellas le costaron un par de anotaciones a los campeones de la Nacional.

Con un marcador de 10-24, los Broncos de Denver se unen a Pittsburgh, Chicago y Dallas como los campeones de la década.

ACEREROS CORTÓ EL LISTÓN

Fue en la temporada 1975-1976 cuando la NFL sacó los manteles largos para la celebración del décimo Super Tazón, mismo que disputaron los Acereros de Pittsburgh y los Vaqueros de Dallas.

Aquel duelo disputado el 16 de enero de 1976, dejó varios pasajes memorables, como la recepción de Lynn Swann a pase del quarterback Terry Bradshaw, tropezando con un jugador de Dallas pero quedándose con el ovoide; al final dicha serie ofensiva no fructificó.

Al final Pittsburgh logró remontar una desventaja de tres puntos en el último cuarto para imponerse 21-17.

OSOS DE ESTRENO

El Louisiana Superdome de la ciudad de Nueva Orleans, fue el marco perfecto para la celebración de la vigésima edición del Super Tazón, mismo que disputaron los Osos de Chicago y los ex campeones Patriotas de Nueva Inglaterra, era la culminación perfecta de la temporada 1985-1986.

Aquel encuentro comenzaría inclinándose muy temprano a favor de Raymond Berry, quien un año antes había sucedido a Ron Meyer como entrenador de los Patriotas. Parecía que culminaría una gran campaña regular cuya marca quedó en 11-5.

Los Osos rápidamente pusieron orden y en el mismo primer cuarto habían ya remontado el duelo, luego de dos goles de campo de Kevin Butler y una anotación de Matt Suhey, mandando el choque al segundo episodio con un marcador de 13-3.

Lo que vino después fue una fiesta para los de Chicago, quienes anotaron 10 y 21 puntos más en los siguientes dos cuartos, dejando en blanco al poderoso enemigo quienes solo reaccionaron en el último periodo para hacer más decoroso el marcador final (46-10).

Ese fue el primer y último Super Bowl conquistado por los Osos.

DALLAS SE UNE A LA FIESTA

Pittsburgh llegó a la celebración de los 30 años del Super Bowl con la intención de repetir la hazaña de la primera década, sin embargo enfrente tenían a los Vaqueros de Dallas que venían de conquistar dos títulos en los últimos tres años.

Dallas venía de tiempos turbulentos, luego del conflicto entre el head coach Jimmy Jonhson con el dueño Jerry Jones, que culminó con la llegada de Barry Switzer como el nuevo entrenador.

El tercer choque entre Vaqueros y Steelers en un Super Tazón culminó a favor de Dallas, quienes se impusieron 27-17 en un duelo que se apretó hasta el último cuarto y donde Larry Brown se convirtió en el primer cornerback de la historia en obtener el premio al jugador más valioso del juego.

LA REVANCHA DE PITTSBURGH Y LA NOVATADA A SEATTLE

El 5 de febrero del 2006 fue un día diferente en la franquicia de los Halcones Marino de Seattle, quienes buscaban ser parte del prestigioso grupo de 'campeones de la década' en su primera aparición en un Super Bowl.

Para lograr su cometido, tendrían que sortear al siempre complicado y además favorito Pittsburgh, quien diez años atrás había sucumbido ante Dallas y buscaría obtener su propia revancha.

Se cumplieron los pronósticos y el sueño de Seahawks terminó con derrota de 21-10 en uno de los encuentros más raros que se hayan visto.

El quarterback Ben Roethlisberger culminó como el mariscal más joven (23 años) en ganar un Super Bowl, aunque no lo hizo de la manera que tanto él como sus aficionados hubieran deseado, puesto que además fue incluido entre los peores quarterbacks en hacer con el trofeo Vince Lombardi.

'Big Ben' completó únicamente 9 de 21 pases para 123 yardas, además de la intercepción de Kelly Herndon quien regresó 76 yardas y, de no ser porque fue tacleado cerca de la zona prometida, el juego pudo tener matices muy distintos.