Piden a jueza aprobar acuerdo por conmociones

El trato representaría un acuerdo para miles de demandas en las que se acusa a la NFL de ocultar durante varios años los riesgos de sufrir conmociones cerebrales

Anthony Barr soltó el balón
Anthony Barr soltó el balón (AP)

NUEVA YORK, Estados Unidos

La NFL podría buscar litigar hasta las últimas consecuencias no se logra un acuerdo en el caso por conmociones cerebrales, advirtió el miércoles uno de los principales abogados de los jugadores que promueve el pacto con la liga, calculado en mil millones de dólares.

Los argumentos de Christopher Seeger dieron inicio a la audiencia sobre el plan en una corte federal en Filadelfia. El trato representaría un acuerdo para miles de demandas en las que se acusa a la NFL de ocultar durante varios años los riesgos de sufrir conmociones cerebrales a fin de que los jugadores regresaran al partido lo más pronto posible.

"Sería un litigio hostil (de no haber un acuerdo). Lo sabemos por otras partes que han litigado con la NFL", indicó Seeger.

La NFL de antemano ha planteado varias defensas legales sólidas. La liga ha señalado que los reclamos deben atenderse en un recurso de arbitraje, según el convenio laboral; que los ex jugadores no pueden demostrar que sus lesiones se derivaron de las conmociones cerebrales; y que muchos ex jugadores presentaron la demanda demasiado tarde. Por otro lado, la NFL tendría que hacer públicos sus expedientes si el caso llega a juicio, y con ello exponerse a la revelación de información que podría dañar su reputación.

"Lo que importa ahora es el tiempo, y a muchos jugadores jubilados no les queda mucho", dijo Kevin Turner, ex jugador de los Eagles de Filadelfia, en un comunicado el martes en el que exhorta a que el plan sea aprobado.

Turner, de 45 años, ha luchado contra una esclerosis lateral amiotrófica desde 2010 y su estado le impidió acudir a la audiencia.

La NFL calcula que cerca de 6 mil ex jugadores sufrirán de la enfermedad de Alzheimer o demencia a lo largo de la siguiente década. Su indemnización podría alcanzar los tres millones de dólares, pero es muy probable que promedie 190.000 dólares, dependiendo de reducciones por edad avanzada u otras condiciones médicas y los años que un jugador estuvo en la liga.

Con el acuerdo, de ser aprobado, la NFL no tendría que revelar la información que pudo haber ocultado.