En la NFL, estrellas apagadas

Andrew Luck, Ben Roethlisberger, DeMarco Murray y Marshawn Lynch encabezan a los jugadores que se han perdido algunos partidos este año, por lesión 

Andrew Luck, DeMarco Murray, Ben Roethlisberger  y Marshawn Lynch
Andrew Luck, DeMarco Murray, Ben Roethlisberger y Marshawn Lynch (Reuters )

CIUDAD DE MÉXICO

Andrew Luck no se había perdido ningún juego desde que llegó a la NFL en 2012, hasta esta temporada, donde por un problema en el hombro los Potros de Indianápolis han sufrido su ausencia.

El número 12 de los 'Colts' es una de las varias estrellas de la Liga que no han brillado este año por lesiones, incluidos los tres quarterbacks con más yardas en 2014, y cuatro de los cinco mejores corredores de la campaña anterior.

Luck tuvo 4,761 yardas, lo que la valió llevar a su equipo al Juego de Campeonato de la Americana y ser nominado por tercera vez en su carrera al Pro Bowl; sin embargo, en lo que va del 2015 solo ha jugado tres partidos y suma 753 yardas (27 en la NFL).

Andrew solo estuvo detrás de Ben Roethlisberger y Drew Brees en la suma de yardas en 2014, pero ambos mariscales de campo también han sufrido lesiones este año. El quarterback de Pittsburgh, que tuvo 4,952, padeció una lesión ante San Luis que lo dejará fuera dos meses.

Las mismas yardas tuvo Brees, pasador de Nueva Orleans, que también ha tenido que perderse algún partido este año. Tras lesionarse ante Tampa Bay en la Semana 2 no estuvo frente a Carolina, aunque volvió frente a Dallas para llevarse el triunfo el domingo anterior.

Otros mariscales de campo que han extrañado sus equipos son Tony Romo, de Dallas, cuarto con más pases de anotación en 2014 con 34, que también estará fuera por varias semanas; y Jay Cutler, décimo en touchdowns con 28, que se ausentó frente a Seattle, aunque volvió para la victoria sobre Oakland.

En los corredores hay una situación similar. Cuatro de los cinco con mejor promedio la temporada anterior han visto uno o varios partidos desde las laterales por diversos problemas físicos.

DeMarco Murray, el campeón en yardas terrestres, que sumó 115.3 yardas por juego en 2014, ha tenido un difícil debut con Filadelfia después de estar con Dallas, y además de sumar apenas 29 acarreos en la campaña, no se uniformó frente a los Jets.

El segundo en yardas por partido, Arian Foster de Houston (95.8), debutó en este 2015 apenas el fin de semana anterior con ocho acarreos para 10 yardas, tras no iniciar la temporada por un problema en la ingle.

El cuarto en promedio, LeSean McCoy (82.4), que cambió a Filadelfia por Búfalo se perdió el juego del domingo ante Gigantes, por una lesión en el tendón de la corva que podría alejarlo de los emparrillados más semanas.

Para cerrar, el quinto en promedio, uno de los corredores más constantes de la Liga, Marshawn Lynch de Seattle (81.6), se perdió el triunfo de su equipo ante Detroit y está en duda para el domingo frente a Cincinnati por la misma razón que McCoy.

Así, en este primer mes de temporada, la NFL ha visto sin uniforme a varios de sus mejores quarterbacks y corredores, los encargados de hacer vibrar a los aficionados.