Exreceptor de Vaqueros, sentenciado a 15 años de prisión

En abril se declaró culpable de un cargo de intentar adquirir y distribuir cocaína y marihuana, el cual conlleva una sentencia de entre diez años y cadena perpetua

Hurd, jugó con los Vaqueros de Dallas y Cargadores de San Diego
Hurd, jugó con los Vaqueros de Dallas y Cargadores de San Diego (AP)

DALLAS, Estados Unidos

El ex receptor Sam Hurd fue sentenciado el miércoles a 15 años de cárcel por su papel en un plan para distribuir drogas.

Aunque sus compañeros y amigos en la NFL conocían a Hurd como un padre de familia y un receptor que trabajaba duro, estaba forjándose una identidad aparte como aspirante a capo del narcotráfico, señalaron las autoridades. Fue sentenciado en un tribunal de Dallas.

"Lamento todo lo que he hecho", dijo Hurd ante el juez


En abril se declaró culpable de un cargo de intentar adquirir y distribuir cocaína y marihuana, el cual conlleva una sentencia de entre 10 años de cárcel y cadena perpetua.

Fue arrestado en diciembre de 2011 frente a un restaurante de carne en los suburbios de Chicago después de que intentó adquirir cocaína en una acción encubierta de la policía.

Según una acusación federal, Hurd dijo al agente encubierto que quería de cinco a 10 kilogramos de cocaína y 450 kilos de marihuana por semana para distribuir en el área de Chicago. Afirmó que ya estaba distribuyendo cuatro kilos por semana, según el acta de acusación.

En esa época, Hurd se desempeñaba como receptor. Estuvo un tiempo con los Bears de Chicago y también con los Cowboys de Dallas. Jugó la mayor parte de sus cinco temporadas en equipos especiales. Estaba en el primer año de un contrato por tres y supuestamente por más de cinco millones de dólares.

Los Bears lo despidieron pronto. Hurd fue liberado bajo fianza y regresó a Texas, donde había pasado su niñez, pero pronto se metió en problemas nuevamente, según documentos de la corte. Presuntamente compró más cocaína y marihuana a través de un primo, Jesse Tyrone Chavful, y resultó positivo en dos exámenes de consumo de drogas. Eso hizo que un magistrado revocara su fianza en agosto de 2012 y ordenara su encarcelamiento.

En abril, cuando estuvo ante un juez, con uniforme anaranjado de reo y se declaró culpable, pidió que se le permitiera hablar ante la corte.

"Lamento todo lo que he hecho", dijo al juez.

Aunque no se sabe que hayan sido acusados otros jugadores en relación al caso, Hurd aseveró en una entrevista publicada el martes que compartió marihuana con compañeros de equipo de los Cowboys y la fumó durante los últimos tres a cuatro años de su carrera "todo el día, todos los días".