CRÓNICA | POR ALAIN ARENAS

Wilson y Halcones Marinos 'enmudecieron' a los Santos: 34-7

Seattle se mantiene como el primer sembrado de la Nacional

Una gran actuación del quarterback de los Seahawks encaminó a su escuadra para que se mantuvieran invictos en casa; Drew Brees fue limitado a 74 yardas en la primera mitad

SEATTLE, Estados Unidos

Los Halcones Marinos de Seattle y su público rompieron el récord del estadio más ruidoso, pero no solo eso, también rompieron a los Santos de Nueva Orleans al ganarles 34-7 y así asegurar el boleto para los playoffs

Por Seattle, el QB Russell Wilson lanzó 310 yardas y tres touchdowns; el TE Zach Miller atrapó cinco pases para 86 yardas y un envío de anotacióin.

Por otro lado, el mariscal de campo Drew Brees fue limitado a 147 yardas y un envío de touchdown.

El partido fue liderado de principio a fin por la escuadra local. En el primer cuarto los Halcones Marinos arrollarían a los Santos. Tras una ofensiva de 11 jugadas para para 61 yardas en 5:44 Wilson dejaría el ovoide para un gol de campo de 26 yardas del K Steven Hauschka para el 3-0.

Después, la defensiva de los Seahawks pondría puntos. Brees trataría de mandar un pase, pero sería fumbleado y el balón sería recuperado por el DE Michael Bennet quien lo regresaría 22 yardas hasta la zona de anotación para el 10-0; más tarde, Wilson armaría otra posesión que terminaría en un pase de anotación de una yarda para el TE Zach Miller para el 17-0.

Wilson acumuló 314 yardas aéreas al medio tiempo


Ya en el segundo cuarto, los Santos responderían. Brees comandaría una serie de 13 jugadas para 80 yardas en 8:10 que terminaría con un envío de touchdown de dos yardas al Ala Cerrada Jimmy Graham para el 17-7.

Pero sería una tímida reacción de los visitantes ya que Seattle y Wilson serían una aplanadora y así lo confirmarían en el resto del juego.

De nueva cuenta el jersey tres de los Halcones Marinos tomaría las riendas de la ofensiva, ya que recorrieron 82 yardas en 5:04 en diez 'plays' que terminaría en un field goal acertado de Hauschka de 20 yardas; después, el mismo Wilson armaría otra serie que incluyó 12 jugadas para 88 yardas en 1:52 que terminaría con un envío de cuatro yardas a las manos del WR Doug Baldwin que timbraría en la zona de anotación para poner el tanteador 27-7.

Llegó el descanso con una defensiva arrollada y una línea ofensiva exhibida por parte de la escuadra de Nueva Orleans. Seattle era cien por ciento dominador del encuentro.

En el inicio de la segunda mitad ya en el tercer cuarto seguiría el ataque de los locales. Wilson tendría una posesión, la cual sería de ocho jugadas para 88 yardas en 1:52 que concluiría con un envío que el TE Kellen Davis, éste no podría controlar el balón, el cual quedaría a la deriva y el FB Derrick Coleman lo atraparía y se metería a la zona de anotación para poner un escandaloso 34-7 en el electrónico.

La ofensiva terrestre de los Saints fue limitada a 33 yardas


El resto de este periodo pasaría por una ofensiva de Nueva Orleans que se ahogaría en cuartas oportunidades falladas debido a la defensiva secundaria de Seattle.

En el último cuarto la tónica fue la misma: un Drew Brees maniatado por la defensiva de los Haclones Marinos y un Russel Wilson y su ofensiva que se dedicaron a hacer correr el reloj de juego para que el marcador final fuera 34-7 en favor de los locales.

El triunfo le asegura a los Seahawks (11-1) el boleto a la postemporada y se quedan a un sola victoria de asegurar el campeonato del Este de la Conferencia Nacional; su siguiente partido será visitando a los 49ers de San Francisco (8-4) de Frank Gore.

Por otro lado, la derrota deja a los Saints (9-3) empatado en la cima del Sur de la Nacional junto a las Panteras de Carolina (9-3). ambos equipos se enfrentarán la semana próxima en un duelo que definirá en gran medida el destino de esa división.