NCAA Power Ranking: Semana 12

La 'Crimson Tide' derrotó sin complicaciones a Louisiana State y por lo que se mantienen inmaculados y como número uno de la nación; Stanford dominó a Oregón y escaló varios peldaños

Una semana más y el número uno aún es de color púrpura. Y es que Alabama no da respiro a sus rivales para dejar claro que se mantendrá en lo alto de las clasificaciones hasta el final de la temporada. Oregon cayó y se alejó del Tazón de Campeonato Nacional, mientras Florida State sigue segundo y Stanford y Ohio State ya treparon posiciones, entre éstos saldrá el rival de la Marea Púrpura.

1. Alabama (9-0, semana anterior 1)

La prueba que significó Louisiana State fue bien librada por la escuadra de Nick Saban; TJ Yeldon aportó 133 yardas por tierra con dos anotaciones y AJ McCarron lanzó tres pases de TD, números suficientes para encaminar a los púrpuras a la victoria. Mississippi State (4-5) será otra víctima del actual campeón.

2. Florida State (9-0, semana anterior 2)

Si hay algún equipo con posibilidades reales hasta ahora de llegar al partido grande, ese es Florida State. Su paso perfecto en la campaña y lo que le resta de su calendario (vs Syracuse, vs Idaho y @ Florida) parecen los principales argumentos para pensar en Pasadena. Los Hombres Naranja de Syracuse (5-4) lucen propicios para mantenerlos a la caza de (1) Alabama.

3. Ohio State (9-0, semana anterior 4)

Los Buckeyes también han escalado puestos y aunque su marcha sin derrota y su avasalladora ofensiva le hacen abrigar ilusiones de jugar por el título nacional, la última aduana que tendrán que visitar, la de Michigan podría echarle por la borda sus planes. Este sábado saldrá de Illinois (3-6) con su décimo triunfo del año.

4. Stanford (8-1, semana anterior 5)

Luego de su apantallante victoria sobre el potente Oregon, el Cardenal levantó la mano para aparecer en un tazón del BCS y, por qué no, en el del campeonato. La casa de los Troyanos de USC (7-3) aparece en el itinerarario de Stanford, y de ganar se incrementarán sus bonos.

5. Baylor (8-0, puesto anterior 6)

La autoridad con que despachó al sembrado Oklahoma la semana anterior es la carta que presentan los Osos para mantener el invicto este fin de semana frente a Texas Tech (7-3); pero después de ese partido, le quedarán tres más, incluido uno en casa de (12) Oklahoma State y otro ante su acérrimo rival (24) Texas. Sus sueños, hasta ahora, son eso.

6. Oregon (8-1, puesto anterior 3)

Superado el shock que le produjo caer en (5) Stanford, los Patos están obligados a ganar el resto de su calendario y esperar algún tropiezo de los primeros clasificados para pensar en el título, de otra manera, su destino no pasará del Tazón de las Rosas. Con Utah (4-5), Oregon volverá a la victoria.

7. Auburn (9-1, puesto anterior 9)

Primero (25) Georgia y luego (1) Alabama, último y puntero del Top 25; esos serán los restantes dos compromisos para los Tigres en el año y aunque se antoja complicado que pueda cerrar con no menos de dos derrotas, han hecho lo suficiente para ganarse un lugar en algún tazón importante; su más reciente aparición se remonta a la temporada 2011-12, cuando le ganó a Virginia el Chick-fil-A Bowl. Hoy son favoritos sobre los Bulldogs (6-3)

8. Clemson (8-1, puesto anterior 7)

El partido de los Tigres en la semana 12 está previsto para este jueves, cuando recibe a Georgia Tech (6-3); los momios están de su lado y en teoría debe ganar, pero con una temporada tan llena de sorpresas no puede descartarse otra.

9. Missouri (9-1, puesto anterior 8)

La más reciente aparición de Mizzou en un tazón se remonta a 2011 (41-24 a North Carolina en el Independencia), y ahora su marca le da como para regresar a playoffs, solo Ole Miss y (11) Texas Tech se le pueden impedir. Al menos esta semana sumará otra victoria a costa de los Rebeldes (6-3).

10. South Carolina (7-2, puesto anterior 12)

Difícilmente los Gallos de Pelea estarán en los tazones del BCS, pero de ganar los tres duelos que le restan sí podrán viajar fuera de las Carolinas para despedir el año. El sábado atienden a Florida (4-5), al que deberán propinarle otra derrota.