Josh McNary es acusado de violación

El linebacker de los Potros quedó fuera de entrenamientos y del juego por el título de la Conferencia Americana por supuesta violación a una mujer 

Josh McNary, linebacker de los Potros de Indianápolis
Josh McNary, linebacker de los Potros de Indianápolis (Reuters)

INDIANÁPOLIS, Estados Unidos

Los Potros de Indianápolis colocaron el jueves al linebacker Josh McNary en la llamada lista de exenciones del comisionado de la NFL, menos de 24 horas después de que los fiscales presentaron cargos contra el jugador de 26 años, por violación.

McNary enfrenta también acusaciones de privación de la libertad con daño corporal y agresión que resultó en lesiones, en lo que representa otro problema extradeportivo para una liga que se ha topado con varios escándalos durante esta temporada.

Al ser colocado en la lista, McNary no tiene autorización para practicar con los Potros ni acudir a sus partidos, entre ellos el del domingo contra los Patriotas de Nueva Inglaterra en el que disputarán el título de la Conferencia Americana.

Sin embargo, seguirá recibiendo su salario.

El entrenador Chuck Pagano se esforzó por mantener a su equipo concentrado en el próximo encuentro. En tanto, dirigentes del equipo emitieron un comunicado justo antes de que comenzara la práctica, para explicar el movimiento que habían hecho en su nómina.

"Esta inclusión en la lista permitirá que prosiga la investigación apegada a la política de conducta personal en la liga, y dará a Josh la oportunidad de enfocarse en su defensa contra estos cargos", señala el comunicado. "Los Potros esperan sinceramente que este asunto, extraordinariamente grave, se resuelva de manera expedita, y que prevalezca la justicia.

Pagano se negó a revelar qué dijo a sus jugadores acerca de lo ocurrido.

Para la liga, éste es otro problema serio fuera del terreno de juego.

Greg Hardy, integrante de la línea defensiva de Carolina, y Adrian Peterson, corredor de Minnesota, terminaron en la lista de exenciones esta campaña, tras enfrentar cargos penales.

Los dirigentes de la liga siguen lidiando con el impacto que causó un video que muestra la forma en que Ray Rice, dado de baja ahora por Baltimore, derriba a su entonces prometida mediante un puñetazo en un ascensor.

La divulgación del video causó un escándalo nacional. El comisionado Roger Goodell modificó la suspensión original de dos partidos impuesta a Rice, para castigarlo en forma indefinida. La NFL desarrolló una nueva política de comportamiento, aprobada en diciembre por los dueños de los equipos.

Un juez de arbitraje redujo la suspensión de Rice, quien puede volver a jugar, aunque ningún equipo lo ha contratado.

De acuerdo con el expediente de causa probable divulgado el miércoles por la fiscalía del condado de Marion, una mujer de 29 años acusó a un desconocido de atacarla en las primeras horas de la mañana del 1 de diciembre.

El documento señala que la policía rastreó información de un teléfono celular que la denunciante se habría llevado del apartamento del hombre. Las autoridades llegaron a la conclusión de que el presunto violador era McNary, graduado de West Point y quien ha pasado las últimas dos temporadas con los Potros.

El nombre de la mujer se eliminó del informe.

Ed Schrager, abogado de McNary, presentó a su vez un comunicado en el que dice que su cliente rechaza las acusaciones e inmediatamente se presentó ante la autoridad, de una manera "respetuosa y pacífica".

En el reporte, la mujer sostiene que tuvo una "confrontación física" con su agresor y que ella rasguñó su cuello, cara, espalda y hombro antes de que ocurriera el presunto ataque sexual. De acuerdo con el informe la mujer dijo creer que el hombre la golpeó en la cara con ambas manos antes de violarla y que ella le pidió que se detuviera.

La policía informó que una enfermera halló sangre seca detrás de la oreja de la mujer y otras lesiones tras practicarle una revisión protocolaria en casos de ataques sexuales.

Según el reporte, las autoridades escucharon un correo de voz dejado por la denunciante a un amigo.

"En un momento, se puede oír que la mujer llora y que está muy mal emocionalmente", indica el informe.

La policía informó que, cuando mostró a la mujer una serie de fotos para que identificara a la persona con la que abandonó un bar en la noche de la supuesta violación, ella dijo que McNary le parecía "conocido".

Sin embargo, no pudo identificar categóricamente a nadie.

Las autoridades escribieron que, al llegar al apartamento de McNary para investigar, el jugador les dijo, "sé por qué están aquí".

El reporte señala que McNary dijo haber conservado evidencias porque esperaba ver a la policía.

Pero el abogado de McNary advirtió que hay otra versión de esta historia.

"Los cargos y el documento revelados el miércoles no constituyen evidencias de un delito, sino sólo una versión de esto", dijo Schrager en el comunicado.

McNary tuvo 20 tacleadas durante la campaña regular pero en postemporada no había logrado ninguna.