Gordon es suspendido sin goce de sueldo

El receptos de los Cafés fue suspendido por la NFL por violar en reiteradas ocasiones, el programa contra el abuso de sustancias nocivas de la NFL

Josh Gordon, wide receiver de los Browns
Josh Gordon, receptor de los Browns (AP)

NUEVA YORK, Estados Unidos

El receptor de Cafés de Cleveland, Josh Gordon, fue suspendido por al menos un año sin goce de suelo debido sus reiteradas violaciones al Programa Contra el Abuso de Sustancias nocivas de la NFL, informó hoy la liga.

En un comunicado, publicado en su sitio en Internet, la Liga Nacional de Futbol (NFL por sus siglas en inglés) precisó que el receptor resultó positivo por consumo de alcohol en una prueba que se le aplicó a principios de enero, por lo cual se determinó suspenderlo mínimo por un año sin derecho a salario.

Gordon se encontraba en un período de prueba luego que en julio pasado fue arrestado por manejar bajo la influencia del alcohol, lo cual le valió perderse los primeros 10 juegos de la temporada 2014 y, además, ser puesto en un periodo de prueba de dos años, en los que sería sometido a exámenes antidrogas de manera regular.

Además de la suspensión de la Liga, el egresado de la Universidad de Baylor también fue castigado por Cafés por faltas al reglamento interno de la franquicia, lo cual le valió perderse también el juego de la semana 17.

Luego de darse a conocer la más reciente sanción contra Gordon, el gerente general de Cafés, Ray Farmer, declaró en un comunicado que "estamos decepcionados de estar una vez más en esta situación con Josh".

"Desafortunadamente nuestros esfuerzos no han hecho eco en él. Es evidente que Josh necesita hacer avances sustanciales para ser digno de la cultura positiva que estamos tratando de construir dentro de este equipo", aseguró el directivo.

Aseveró que "tenemos la esperanza de que esta suspensión le brinde a Josh la oportunidad de encontrar la claridad para determinar lo que quiere lograr más adelante y si quiere una carrera en Liga Nacional de Futbol".

Por último, advirtió que ni él ni el equipo harán más comentarios respecto de la situación del jugador, puesto que éste no tendrá permitido el acceso a sus instalaciones por el tiempo que dure su suspensión.

En este sentido, cabe aclarar que el castigo es por tiempo "indefinido" y aunque el jugador tiene derecho a solicitar su reinstalación dentro de un año, ésta queda a discreción de la Liga.

Ésta no es la primera vez que el receptor se encuentra en este tipo de problemas, pues en la temporada 2013, al año siguiente de su llegada a la NFL, ya sufrió una suspensión de dos partidos, pese a la cual fue el líder receptor de la liga, con 87 atrapadas para mil 646 yardas.