Houston Texans: Buscan pasador estable, y salud

Con la baja de Arian Foster para la primera mitad de la campaña, Houston necesita un mariscal que los cargue 

Brian Hoyer
Brian Hoyer (AP)

Ciudad de México

Tras un 2013 para el olvido, en el que apenas ganaron dos partidos, los Texanos vivieron un renacimiento con la llegada de Bill O'Brien como coach en 2014, y hasta la última semana de la temporada regular tuvieron posibilidades de calificar a playoff s, aunque no lo consiguieron. La apuesta para Houston este año es regresar a la postemporada, aunque para ello necesita a un quarterback capaz de cargar con el equipo hasta el regreso de Arian Foster.

Los Texanos dejaron ir al jugador más importante de su joven historia, el receptor Andre Johnson, y la cara de la franquicia es ahora J.J. Watt, ganador en dos ocasiones del premio al Defensivo del Año, quien recibirá ayuda esta campaña.

Para dar ese paso que le faltó para entrar a playoff s, Houston necesita un quarterback capaz de jugar las 16 semanas. Es la especialidad de O'Brien, quien fue entrenador de mariscales de campo en Nueva Inglaterra antes de ser coordinador ofensivo; en la pelea por la titularidad tendrá a dos pasadores que conoció en los Patriotas: Ryan Mallett y Brian Hoyer.

La ventaja la tiene el ex jugador de los Browns, quien fue titular en 13 partidos (7-6) con Cleveland en 2014 con 12 pases de anotación y 13 intercepciones; por su parte Mallett tuvo marca de 1-1 con Houston, y después se lesionó.

La carga será mayor para el QB después de la lesión de Foster que lo dejará fuera la primera mitad de la temporada, lo que enciende los focos rojos en los Texanos, ya que promediaron 34.1 acarreos por partido, el registro más alto en la Liga. Su reemplazo será Alfred Blue, quien vivirá su segundo año en la NFL.

En los receptores con la marcha de Andre Johnson crece la responsabilidad para DeAndre Hopkins, quien ya fue la opción número uno en 2014 cuando acumuló 1,210 yardas; el puesto de segundo ala abierta lo disputan Nate Washington y Cecil Shorts III.

O'Brien necesita que las alas cerradas se involucren más en el juego para darle pases sencillos al mariscal de campo. En la línea ofensiva, a pesar de ser la quinta mejor por tierra y la cuarta en capturas, hubo cambios con la salida del centro Chris Meyer, su puesto lo tomará Ben Jones, quien era el guardia izquierdo. J.J. Watt buscará repetir como Defensivo del Año para alcanzar a Lawrence Taylor con tres premios, para ello tendrá la ayuda de Vince Wilfork al centro, quien es efi caz contra la carrera.

El grupo de apoyadores tiene potencial para convertirse en el mejor de la NFL, pero necesita que lo respeten las lesiones. La primera selección del Draft el año pasado, Jadeveon Clowney solo jugó un partido en 2014, mientras que Brian Cushing no disputa una temporada completa desde 2011.

En la secundaria Kareem Jackson y Johnathan Joseph vivirán su quinto año juntos y son una garantía, y en los safeties llega Rahim Moore de Denver, buen tacleador.