Novia de Aarón Hernández mintió al jurado

Shayanna Jenkins fue acusada de falso testimonio, en el proceso por homicidio que enfrenta su pareja, ex jugador de los Patriotas de Nueva Inglaterra 

Aarón Hernández, durante su juicio por presunto homicidio
Aarón Hernández, durante su juicio por presunto homicidio (Ap)

Massachusetts, EU

Fiscales que investigan el homicidio del cual se acusa a Aarón Hernández, ex tight end de los Patriots de Nueva Inglaterra, mostraron lo que llamaron pruebas de que la novia del ex jugador mintió ante un jurado de investigación.

También presentaron comentarios hechos por ella acerca de una caja de la que se deshizo por instrucciones de Hernández.

En una petición presentada ante la corte superior de Fall River, la fiscalía encontró más de 10 muestras que contradicen la declaración de Shayanna Jenkins ante el jurado que investiga la muerte de Odin Lloyd, ocurrida en 2013.

Jenkins se declaró inocente del cargo por testimonio falso. Su abogada, Janice Bassil, ha tratado de que el cargo sea desechado. Un mensaje dejado a Bassil para tener un comentario no fue respondido de inmediato.

Un juez ordenó que la información adicional sea integrada a las siguientes quejas de la defensa.

Hernández, de 24 años, se declaró inocente del asesinato de Lloyd, un jugador de futbol americano semiprofesional de Boston, quien salía con la hermana de Jenkins.

Fiscales señalaron que la mayoría del testimonio de Jenkins no era creíble, incluido lo que dijo acerca de cómo se deshizo de una caja que se encontraba en el sótano de la casa donde vivían ella y Hernández. Jenkins dijo al jurado que no recordaba dónde había tirado la caja, que había colocado en una bolsa para desechos, cubierta con ropa de bebé.

Los fiscales no han dado a conocer qué creen que había en esa caja. A Jenkins se le garantizó inmunidad antes de declarar.

En la petición, los fiscales señalan que tienen pruebas directas que contradicen la declaración de Jenkins "acerca de cómo, por qué y la forma en que sacó los objetos de la casa".

Se indica lo mismo de su afirmación de que no trató de esconder la caja cuando la sacó de la casa y que no había hablado con Ernest Wallace tras la muerte de Lloyd.

Wallace, quien según los fiscales es la mano derecha de Hernández, también está acusado de homicidio.