Buscan redimirse

Después de una decepcionante campaña en la que eran candidatos al Super Bowl, Atlanta va por la revancha

Halcones de Atlanta
Halcones de Atlanta (AP)

Ciudad de México

El primer partido que jugaron los Halcones la temporada pasada fue el preludio de lo que sería el resto del año para el conjunto del coach Mike Smith. Atlanta visitó a los Santos de Nueva Orleans.

¿El resultado? Los de negro y oro se llevaron una agónica victoria por margen de seis puntos: 23-17. No sería la única ocasión en la que a los de Georgia se les escaparía un partido por no más de siete puntos. De hecho, el equipo sufrió siete descalabros por un touchdown o menos durante la campaña.

En total, la desangelada temporada del 2013 incluyó 12 derrotas y solo cuatro triunfos, a pesar de partir como uno de los candidatos de la Conferencia Nacional para ir al Super Bowl.

Para el 2014, Atlanta buscará cambiar la imagen, ya sin Tony González. La ofensiva, con Matt Ryan al mando, será la punta de lanza de las aspiraciones de los Halcones para meterse a playoffs.

El quarterback tratará de superar sus 4,515 yardas por aire y sus 26 envíos de anotación con la ayuda de los receptores Roddy White y Julio Jones, quienes buscarán revanchas personales, ya que el primero tuvo una baja de juego, mientras que el segundo tuvo una lesión que lo apartó de los emparrillados.

El ataque terrestre será una incógnita. El corredor titular Steven Jackson viene de una temporada irregular donde corrió 543 yardas y tuvo seis acarreos de anotación, la producción fue la más baja de su carrera. El otro running back será Jacquizz Rodgers, quien contabilizó 332 yardas y solo dos anotaciones.

La línea ofensiva deberá mejorar si es que Atlanta quiere regresar a la postemporada, ya que permitió 44 capturas. Para solucionar esa situación, entre el Draft y la agencia libre trajeron al guardia Jon Asamoah y a los tacles Gabe Carimi y Jake Matthews, este último brilló en su etapa colegial al cuidar del escurridizo Jhonny Manziel en Texas A&M.

La defensiva es su punto débil, en especial contra el ataque terrestre. La campaña pasada le permitió a los rivales un promedio de 135.5 yardas por juego (el cuarto peor de la Liga), debido a esto añadió siete jugadores nuevos a las trincheras, cinco de ellos novatos.

La secundaria será una apuesta arriesgada para los Halcones. El coach Mike Smith decidió prescindir del experimentado Asante Samuel, por lo que el perímetro estará conformado por los esquineros Robert Alford y Desmond Trufant y los safeties Dwight Lowery y William Moore. En conjunto, apenas sumaron siete pases interceptados el año pasado.

La oportunidad de revancha de los Falcons llegará 364 días después de que comenzó su Waterloo. El 7 de septiembre abrirán la campaña, precisamente contra el mismo rival que los venció y que abrió su verbena de derrotas: los Santos, solo que en esta ocasión el duelo será en el Georgia Dome. ¿Podrán darle vuelta a la página y comenzar con una victoria?