Seattle, momento de demostrar

Los dos campeones anteriores a Seattle no pasaron a playoffs en la campaña en que defendían su respectivo título; Halcones Marinos vive su propia crisis


Lynch fue el héroe del juego
El actual campeón de la NFL está obligado a retomar el buen paso (AFP )

Ciudad de México

Los Halcones Marinos de Seattle viven su peor momento de los últimos dos años y medio, y ligaron derrotas por primera vez desde la mitad de 2012. No solo eso, en los cinco partidos más recientes han perdido tres, un pesadilla para los actuales campeones de la NFL.

Aunque todavía no es momento para preocuparse al ir 3-3 tras la Semana 7, Seattle debe recuperarse porque está a dos juegos del líder de su división, los Cardenales de Arizona, y así evitar unirse a los últimos dos campeones del Super Bowl, Gigantes de Nueva York y Cuervos de Baltimore, que no calificaron a la postemporada, en la campaña siguiente a su título.

En los últimos 10 años, el peor inicio para un monarca de la Liga fue de Pittsburgh en 2006; después de coronarse en 2005, los Acereros abrieron 2-4, y ya no se repusieron, cerraron con 8-8 para terminar como tercero de su división y no calificar.

Una situación similar a la de Seattle la vivieron los Patriotas de Nueva Inglaterra en 2005, tras su segundo título consecutivo, cuando arrancaron 3-3 para cerrar la temporada con marca de 10-6 y ser eliminados en la ronda divisional.

En el resto de la década, además de Pittsburgh, el único equipo que arrancó con marca negativa después de las primeras siete semanas fue Baltimore, que tras coronarse en 2012, comenzó 3-4 en 2013, para concluir con un 8-8 y el tercer lugar divisional, sin boleto a la zona de definición.

Desde 2004, el único equipo que ha repetido como campeón fue Nueva Inglaterra, en 2005, a partir de ahí la suerte de los monarcas del Super Bowl ha cambiado a la temporada siguiente, y lo más lejos que han logrado avanzar ha sido la ronda divisional en cuatro ocasiones; además, uno se conformó con la ronda de comodines y cuatro no avanzaron a la postemporada.

Los Halcones Marinos arrancaron 2014 con un triunfo contundente sobre Green Bay para abrir la campaña, y después fueron sorprendidos por Philip Rivers y el calor en San Diego.

Sin embargo, la semana siguiente en casa le repitieron la dosis a Denver para un récord de 2-1.

A partir de ahí han llegado las derrotas, primero ante los sorpresivos Vaqueros de Dallas y su corredor DeMarco Murray, y el domingo frente a los Carneros de San Luis, un rival divisional que contó con la ayuda de sus equipos especiales y un par de jugadas espectaculares, y algún error de los oficiales.

Previo a ese juego cambiaron a su receptor estelar Percy Harvin a los Jets de Nueva York, debido a problemas fuera de la cancha.

Además, la semana de descanso ya pasó, con lo que los Halcones Marinos tendrán 10 semanas para volver a la postemporada.

No obstante, el resto del calendario permite ilusionarse a los campeones. El domingo visitarán a las irregulares Panteras de Carolina, luego recibirán en casa a los Raiders de Oakland y a los Gigantes de Nueva York, ambos con marca negativa.

Tras esos duelos en los que partirán como favoritos, visitarán a los Jefes de Kansas City, un equipo que podría repetir la receta de Dallas.

Después vendrá lo más complicado, recibirán a Arizona, enfrentarán dos veces a San Francisco en lo que se ha convertido en la mejor rivalidad de la Liga, y en medio viajarán a Filadelfia; por si fuera poco, en la penúltima semana jugarán contra los Cardenales.

Si Seattle no retoma el camino, será el tercer campeón en fila que vea los playoffs por televisión.