Jacinto Licea, el consejero de Quetzalcóatl

El asesor de la selección mexicana de futbol americano confía en que se pueda conseguir una medalla en el Mundial de Canton 2015; destaca el potencial de la defensiva

El Doctor Jacinto Licea, asesor de la selección mexicana de futbol americano en el Mundial de Canton
El Doctor Jacinto Licea, asesor de la selección mexicana de futbol americano en el Mundial de Canton (Alain Arenas)

CIUDAD DE MÉXICO

La lluvia azota los campos de entrenamiento de Ciudad Universitaria. La selección mexicana de futbol americano entrena sin descanso ante la furia de Tláloc, esa deidad mesoamericana que traen parchada en la parte derecha de su jersey. En una de las bandas, está Jacinto Licea (Michoacán, 1925), que a sus 90 años, parece que ni la furia del dios azteca le hace daño. 

Observa cada jugada. Uno de los integrantes del staff de coacheo del seleccionado mexicano (que tiene a Quetzalcóatl como distintivo) lo aleja ante el flujo de la jugada que se acerca a su encorvado y empapado cuerpo. Pero como si fuera una deidad, pase inmune ante las tacleadas. Nadie lo toca, quizá por suerte, pero también puede que por respeto. Es un emblema viviente del futbol americano estudiantil en méxico(comenzó a entrenar en al Politécnico Nacional en Liga Mayor en 1958) y ahora funge como asesor del seleccionado mexicano que disputa el Mundial en Canton, Estados Unidos.

Es frontal y se dice agradecido por el papel que hoy desempeña con el representativo nacional: "me invitó la Federación Mexicana de Futbol Americano y creo que Raúl (Rivera) entrenador de Pumas, estuvo de acuerdo en que yo viniera. Me invitaron y me da gusto que lo hayan hecho".

Se acerca a los jugadores y les dice algunas palabras. Ellos hacen lo propio y sigue el entrenamiento. También, los integrantes del staff de coacheo le dicen algunas palabras; él reponde a la par.

Habla de todo: la división de las Ligas estudiantiles, su etapa con el IPN y, por supuesto, de las expectativas de esta selección de la que, detalla, su fortaleza es la unidad defensiva.

"Yo he trabajado más con la defensa, yo la veo bastante bien", dice. Y añade que la cualidad de esta selección es la experiencia y la juventud de los jugadores.

Y tenía razón. A pesar de que México perdió 30-6 con Estados Unidos en su partido de debut, la unidad defensiva brilló, donde siempre presionó quarterback e incluso intercepetaron un pase, forzaron un balón suelto y capturaron al mariscal de campo rival en tres ocasiones. El Doctor Licea se puso el traje de profeta

El cinco veces campeón con Águilas Blancas, se suma al deseo colectivo de jugadores y entrenadores. El asesor del Tri de Americano, el consejero de Quetzalcóatl, sabe del potencial de este grupo de seleccionados que disputarán contra Japón (miércoles, 2:30 pm) su pase a la final del Mundial. Lo tiene claro. Y lo expresa en tono decidido.

"A mi me ha impresionado la conjunción de todo el grupo: entrenadores, jugadores, administración... todo va funcionando bien. Es una selección para medalla y el potencial (de la selección) es la conjunción, la unión de todo el grupo", finaliza con una sonrisa, mientras la furia líquida de Tláloc le escurre por la frente.