Detroit: Cuando el talento es mal aprovechado

Detroit se las ingenia para desperdiciar la capacidad de jugadores que pueden hacer diferencia en el campo

Jugadores de Detroit
Jugadores de Detroit (AP )

CIUDAD DE MÉXICO

Entrenadores van y vienen y ninguno puede hacer de los Leones un equipo ganador.

El último en intentarlo fue Jim Schwartz, quien en cinco años solo una vez los llevó a playoffs y en 2013 tras comenzar 6-3, su equipo cerró 1-6, quedándose con las manos vacías. Ahora la responsabilidad está en Jim Caldwell, quien en su momento condujo a los Potros a un Super Bowl.

Este hombre ya manifestó que en el receso ha trabajado en la mecánica de su quarterback Matthew Staford para convertirlo en uno de los mejores en su posición.

Habrá que esperar el resultado, porque de que Staford tiene talento, no hay duda, no en balde en las tres últimas campañas ha lanzado 14,655 yardas y 90 pases de TD, sin embargo, es propenso a cometer el error en momentos clave y eso siempre es frustrante para cualquier entrenador.

Como receptores, cuenta con el explosivo Calvin Johnson, quien aún cuando bajó en balones atrapados (84), le alcanzó para sumar 1,492 yardas y 12 anotaciones.

Ahora su pareja será Golden Tate, quien llega para cubrir la partida de Nate Burleson, mientras que para el esquema de doble ala cerrada aparecen Brando Pettigrew y Eric Ebron, su primera selección en el Draft.

Para balancear el ataque, por la vía terrestre Detroit tiene un par de buenas armas con Reggie Bush y Joique Bell, el primero rebasó las mil yardas, mientras que entre ambos contabilizaron más de 100 recepciones, sin duda un peligro para el rival.

Un punto para destacar es que la línea de Detroit fue la segunda mejor en capturas permitidas de laLiga con 23, sobresaliendo el trabajo de sus tacles Riley Rei y La Adrian Waddle.

Defensivamente, los Leones demostraron ser fuertes para frenar la carrera (sexta mejor de laNFL), pero sufrieron contra el pase (#23), en parte porque no le llegaron con frecuencia al quarterback contrario.

El coordinador Teryl Austin necesita que en la línea frontal el estelar tacle Ndamukong Suhreciba más ayuda de las alas Jason Jones y Ezekiel Ansah para incrementar el número de capturas.

En los linebackers no hay problema, las palmas se las lleva el siempre cumplidor Stephen Tulloch, líder del equipo en tacleadas con 135, y De Andre Levy, segundo con 119.

De igual manera seleccionaron a Kyle Van Noy, quien peleará el puesto de exterior con Ashlee Palmer. Donde hay que poner atención es la secundaria, de ahí que la llegada del safety James Ihedigbo será de ayuda, aunque la debilidad es con los esquineros: el veterano Rashean Mathis, así como Darius Slayy Bill Bentley, pues son fáciles de vencer en el unoa uno.

El otro profundo será Glover Quin, quien cumplió en su debut en el equipo. Para los goles de campo se la jugarán con el novato Nate Freese , quien ocupará el hueco dejado por David Akers.

Si Staford deja de cometer errores y la defensa contra el pase progresa, los Leones pueden pelear un lugar como comodín. Al tiempo.