Desestiman demanda contra NFL por narcóticos

El problema con la demanda no es uno legal, sino que está cobijado por el convenio colectivo entre la liga y el sindicato de jugadores.

Desestiman demanda contra NFL por narcóticos
Desestiman demanda contra NFL por narcóticos (Reuters )

NUEVA YORK, Estados Unidos

Un tribunal desestimó el miércoles una demanda contra la NFL presentada por ex jugadores de futbol americano por la administración de narcóticos para combatir el dolor.

El juez William Alsup, del distrito del Norte de California, mencionó una sección de las leyes laborales como motivo para desestimar la demanda. El problema con la demanda no es uno legal, sino que está cobijado por el convenio colectivo entre la liga y el sindicato de jugadores.

"Al fallar contra las acusaciones presentadas aquí, esta orden no minimiza el problema social de fondo", escribió Alsup el miércoles. "En un deporte tan rudo como el fútbol americano profesional, las lesiones de jugadores son un mal serio e inevitable. Por lo tanto, la atención apropiada de estas lesiones es crucial".

"El punto principal de esta orden es que la liga ha atendido estas serias preocupaciones de una manera seria, al imponer la responsabilidad sobre los equipos a través del convenio colectivo, y fijando una larga lista de responsabilidades sobre la salud y seguridad (de los jugadores) sobre los mismo dueños (de equipos). Quizás estos beneficios no son perfectos, pero han sido uniformes entre todos los equipos, y no han quedado a la discreción de las leyes estatales. Están respaldados por el poder del mismo sindicato y los derechos de los jugadores para que estos beneficios se implementen".

Nueve jugadores aparecen como demandantes, incluyendo al defensive end Richard Dent, un miembro del Salón de la Fama. El juez otorgó hasta el 30 de diciembre para que presenten una demanda enmendada.

La demanda alega que la NFL y sus equipos, médicos y preparadores físicos actuaron sin tomar en cuenta el bienestar de los jugadores, al retener información sobre lesiones. Al mismo tiempo, repartían narcóticos y antiinflamatorios para ocultar el dolor y permitir que jugaran lo antes posible. Entre otras acusaciones, los jugadores alegan que se repartieron recetas a sus nombres sin su conocimiento.

Agentes de la DEA revisaron al personal médico de al menos cinco equipos el mes pasado como parte de una pesquisa.

Cualquier violación de la ley de sustancias controladas de 2009 podría ser utilizada en un caso crimina.