Cambiarán protocolos por Deflategate

El caso de los balones desinflados que le costará a Tom Brady cuatro juegos, motivará reformas en su utilización

Tom Brady y Roger Goodell
Tom Brady y Roger Goodell (AP)

Ciudad de México

De acuerdo con reportes de AP, la NFL planea cambiar las reglas respecto al manejo de los balones de futbol americano que se utilizan en los partidos.

El proyecto será discutido a partir del lunes en las reuniones de dueños en San Francisco, California. Los cambios se derivan del caso de Deflategate.

La Liga quiere evitar la posibilidad de que los equipos puedan manejar los ovoides, aunque cualquier modiicación en la regla necesita del voto de los dueños para entrar en vigor la entrante campaña 2015.

El quarterback de los Patriotas de Nueva inglaterra, Tom Brady, fue suspendido el lunes por cuatro partidos y el club de Foxboro multado con un millón de dólares y un par de elecciones del Draft después de que el investigador independiente Ted Wells, contratado por la Liga, encontró que los campeones del Super Bowl usaron balones con menos aire del establecido en el Juego de Campeonato de la Americana, ante los Potros de Indianápolis.

El mariscal de campo dos veces el Jugador Más Valioso de la NFL y cuatro del Super Bowl, incluyendo el de febrero pasado, ya presentó la apelación al castigo a través del Sindicato de Jugadores. Las actuales reglas establecen que los balones deben ser enviados de forma directa a los equipos. Los utileros pueden cepillarlos e incluso utilizar una toalla para quitar el aceite utilizado para cumplir con los requerimientos de los quarterbacks.

El mariscal de campo incluso puede practicar con los ovoides durante la semana de juego, siempre y cuando se mantengan en buena forma para pasar las inspecciones de los oficiales antes del inicio de cada partido; cada escuadra lleva por lo menos 12 balones.

Los ovoides deben ser entregados a los oficiales dos horas y 15 minutos antes de la patada de salida.

Los árbitros revisan cada uno, con una válvula que les da el equipo de casa para ajustar la presión del aire según sea necesario. Los balones deben tener al menos 12.5 pulgadas y no más de 13.5.

El réferi es el único juez sobre si los ovoides están preparados para jugar y debe aprobar cada uno antes del partido, la regla dice que los balones "deben mantenerse bajo la supervisión hasta que sean entregados al utilero antes del inicio de cada

partido".

Según el reporte de Wells, después de que los balones fueron revisados por los oficiales en el partido entre Nueva Inglaterra e Indianápolis en enero de este año, un asistente de los Patriotas desinfló al menos 11 para ajustarlos a los deseos del quarterback delos Pats, Tom Brady.